EL INMINENTE DERRIBO DEL HOTEL MIRAMAR EN EL DEBATE DE CONCEJALES DE CASTRO PUNTO RADIO

8 NOVIEMBRE 2018 /

Como ya hemos informado, el ‘Grupo Alceda para la defensa del Patrimonio Cultural de Cantabria’ ha dirigido un escrito al alcalde de Castro Urdiales y a todos los grupos políticos con representación municipal, reclamando el cumplimiento del acuerdo plenario, alcanzado por unanimidad en sesión de 28 de julio de 2015, para la protección del Hotel Miramar.

Dicho acuerdo, alcanzando tras una moción del PRC, implicaba la tramitación de la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para que se declararan los usos compatibles con la Ley de Costas, e incluir el edificio del Miramar en el Catálogo de protección arquitectónica y arqueológica del Pan General de Ordenación Urbana. El plazo para cumplir el acuerdo era de 6 meses y, más de tres años después, no se ha materializado.

Al respecto de este asunto han debatido hoy en Castro Punto Radio los portavoces de los grupos municipales.

La concejala del PP, Ana Urrestarazu, ha señalado que “es el equipo de Gobierno el que debe explicar por qué no se ha cumplido un acuerdo de pleno”. Ha recordado que, en sus últimas declaraciones, el alcalde de Castro “dijo que el Ayuntamiento no tenía pensamiento de gastar la cantidad de dinero que suponía rehabilitar el edificio para sacarlo a licitación y que lo gestionara una empresa externa”. Mientras tanto, “se ha publicado ese decreto del Consejo de Ministros que ya habla de cantidades para demoler el hotel. En julio de 2015 todos los grupos de la oposición votamos a favor de que eso se salvara y, a partir de ahí, las gestiones las debe hacer el que gobierna”.

La edil de CastroVerde, Elena García, comparte que las mociones están para cumplirse, pero ha dicho que le hace “gracia que lo diga el PP, cuando en la anterior legislatura no sé ni cuantas mociones se aprobaron y no llegaron a la realidad”. A margen de este asunto, ha afirmado que “siempre hemos defendido que no tenía por qué tirarse y que se podía habilitar para usos compatibles con la Ley. Abogábamos por ello pero, al mismo tiempo, siempre hemos sido realistas y sinceros con las posibilidades del Ayuntamiento que, solo, no puede asumir el coste económico de la indemnizar a los propietarios y de la rehabilitación del edificio y su puesta en marcha”. Ha reiterado que, con respecto a este tema, “las instituciones nos han dejado solos”.

La moción “decía que se iniciaran los trámites urbanísticos necesarios para definir un uso compatible con la Ley para actuar en consecuencia. Esa tramitación la iniciamos. Todo lo que hemos hecho ha ido encaminado a eso. Primero pidiendo información a Costas de los usos compatibles y por dos veces nos remitieron a usos que estén justificadas en esa ubicación y no se puedan hacer en otra”. La concejala ha señalado que, “para iniciar esa tramitación urbanística, uno de los ponderable son los informes sectoriales y uno es el de Costas, que nos tiene que decir si el uso al que lo destinamos es compatible y luego hay que encontrar financiación para hacerlo. El papel mojado no sirve para nada. A Costas no le sirve que le digas tenemos tal idea y no sabemos cómo lo vamos a hacer”.

Para el regionalista Lucio Miguel Díaz, sobre este tema no recibimos más que palos en las ruedas por todos lados”. Considera que, “intentar que ese edificio se salve, se antoja difícil” pero entiende que hay que seguir intentándolo”.

Susana Herrán (PSOE) entiende que “lo que el Grupo Alceda pide es que se introduzca el Miramar como un patrimonio arquitectónico importante a preservar y hacer una modificación del Plan General de Ordenación Urbana añadiendo este inmueble en el catálogo de edificios de protección. Ahí es donde creo que quieren hacer hincapié como primera medida, independientemente de qué usos se le puedan dar. Una modificación del Plan General entiendo que se podría realizar”.

Al respecto, Elena García ha dicho que “se intentó incoar expediente de protección y la Dirección General de Cultura lo rechazó”. Por tanto, ha pedido que “no nos culpen a nosotros de lo que no han hecho otras administraciones”.

Con respecto a los usos, Herrán ha recordado que CastroVerde “apostó por el balneario y desde el PSOE por una escuela de hostelería porque permitía que el gasto y el mantenimiento de los ciclos de formación corrieran a cargo de la Consejería. Se prefirió apostar por el balneario y nuestra propuesta ni siquiera se sometió a la opinión de Costas”, ha dicho Herrán.

Para los socialistas, “CV no ha hecho los esfuerzos suficientes para evitar el derribo del hotel”.

Sobre esa escuela de hostelería, CastroVerde y PSOE no se han puesto de acuerdo sobre qué administración tendría que haber sometido ese uso a la consideración de Costas. Elena García ha afirmado que “fue una propuesta que lanzasteis los socialistas castreños en nota de prensa y no os cogió el guante vuestro Gobierno regional”. Entiende que debería haber sido la Consejería de Educación la que propusiera ese uso a Costas “porque era la institución que quería promover esa escuela”. Ha señalado que “hablamos con el consejero al respecto y nos dijo que iba a llevar esa idea a un Consejo de Gobierno y eso no pasó”.

Herrán ha insistido, por su parte, en que “el paso previo, antes de iniciar ningún proyecto ni ser remitido al Gobierno para colaborar, era que el equipo de Gobierno municipal preguntara a Costas si era un uso compatible y no lo hizo. Sólo se presentó la propuesta de balneario cuando yo hubiera presentado una detrás de otra hasta que se diera el visto bueno a una”.

Díaz se ha referido a las palabras del presidente regional, Miguel Ángel Revilla, que “dijo que apoyaría el mantenimiento del edificio, pero es que no ha habido ningún proyecto de uso compatible por parte del Ayuntamiento. Entonces, ¿qué es lo que se va a financiar?”, se ha preguntado.

Por último, y tras insistir PP y PSOE en “la posibilidad de catalogar los usos primero y después buscar la financiación”, la concejala de CastroVerde ha añadido que “Costas quiere que realmente haya uno uso compatible, que sea una realidad y no que pudiera serlo. No se le puede poner un uso y después dejarlo que se siga cayendo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *