JOSÉ ÁNGEL URIARTE DEFIENDE QUE LOS CAMPISTAS DE LA RESIDENCIA MUNICIPAL “ENTRARON SIN PERMISO Y SE LES ECHÓ UNA HORA Y MEDIA DESPUÉS”

25 SEPTIEMBRE 2018 /

A raíz de las fotos remitidas por trabajadores de la Residencia Municipal, y publicadas en esta página de Facebook, en las que se veía a varias personas acampadas, el sábado por la tarde, en el huerto del recinto, el concejal del área, José Ángel Uriarte, se informó de lo sucedido y hoy ha dado detalles en Castro Punto Radio.

Como ha explicado, “hablé con el director de la Residencia y me dijo que algunas trabajadoras le habían comunicado que estas personas habían dejado el recinto a las seis de la mañana del domingo. Un rato después, me volvió a llamar para comunicarme que los empleados del turno de noche aseguraban que a las 22:00 horas ya no estaban”.

Con esta información, contactó con el responsable del albergue municipal, que le trasladó que, hacia las seis de la tarde del sábado, unos peregrinos que estaban hospedados en el albergue provisional que se ha habilitado en uno de los edificios de la Residencia, salieron para ir a hacer unas compras. “Esto lo aprovecharon una pareja de franceses para entrar en el recinto sin pedir permiso y montar una tienda de campaña. A las 19:15 horas, el responsable del albergue pasó por allí, les vio y les mandó salir”. Por tanto, estuvieron acampados “menos de una hora y media” (en una de las fotos que publicamos el domingo, en la que estas personas están acampadas, aparece la hora, las 20:08).

El concejal ha reconocidos sentirse “un poco cansado de que algunas tonterías causen un revuelo tremendo y nos hagan perder el tiempo e incluso la paciencia, en mi caso”.

Se ha referido a “algunas trabajadoras” de la Residencia que, “desde el primer momento, se opusieron firmemente a que se pusiera allí el albergue provisional. Creo que tienen una persona de guardia para ver qué pasa y venir a todo correr a contarlo a los medios de comunicación. Deberían estar más centradas en su trabajo en lugar de vigilando y fisgando. Y, si pasan cosas graves, está bien que lo digan, pero al director o a mí para solucionarlo”.

Uriarte está convencido, incluso, de que el incidente de la cerradura del albergue provisional, que apareció untada de pegamento, “fue protagonizado por alguna de ellas. Después contaron mentiras, diciendo que yo y el concejal Humberto Bilbao habíamos estado dando atadas a la puerta”.

Para el edil responsable de la Residencia Municipal, las fotos del pasado sábado, “están sacadas con muy mala idea”. Ha hablado de la ropa colgada y ha señalado que “yo di permiso para colocar unas cuerdas detrás de un cajón grande de compostaje que hay allí. Si vas caminando por la zona, esa ropa, prácticamente, no se ve. Di permiso para ese tendal porque los peregrinos lavan su ropa y la estaban colgando en las ventanas y en unas cadenas, en algunos casos”.

Preguntado por las medidas de seguridad en cuanto al acceso al albergue y, por tanto, al recinto de la Residencia, ha dicho que cree “que hay suficiente control en las entradas y las salidas”. El responsable del albergue “identifica a todas las personas que acceden a él”. Ha lamentado que, “en dos meses se ha colado una pareja y eso es motivo de escándalo municipal”.

A todo esto ha añadido que “hay dos puertas de la Residencia que están siempre abiertas, hasta las 20:00 horas: la principal y la que da acceso al tanatorio. Incluso se puede entrar por el Centro de Día”.

La Residencia “es un centro abierto y me parece bien”. Un lugar “al que no sólo acceden los peregrinos, sino que hemos tenido a integrantes de los talleres de empleo y a miembros de la ONG Una más Uno”.

El concejal ha recordado cómo “alguien puso una denuncia al Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS)”, en relación al albergue provisional. Este organismo visitó la Residencia y “nos dijo que le parecía muy bien”. Y es que el edil defiende que “es positivo que los residentes que están paseando puedan charlar con gente que va por allí y les cuenta sus aventuras del Camino de Santiago. Es un enriquecimiento y no hemos perdido nada”. Tanto es así que “estoy muy satisfecho de haberlo hecho y lo volvería a hacer”.

Mientras haya un número importante de peregrinos y no haya espacio suficiente en el albergue municipal, en el que actualmente hay 10 camas tras retirarse seis “porque estaban muy pegadas unas con otras”, los caminantes serán enviados al provisional. Cuando llegue el mal tiempo, “supongo que habrá menos afluencia y lo cerraremos”.

El concejal no se ha planteado llegar a ningún tipo de acuerdo con el Camping para derivar allí a los peregrinos. “Se puede pensar, pero no sé cómo podría ser porque, es una minoría de peregrinos la que viene con tiendas de campaña”.

Antes de terminar, ha insistido defender que “si hay algún tipo de incidencia, las trabajadoras deberían comunicárselo al director o a mí. Luego hay muchas actividades que se hacen con los residentes fuera de las habitaciones, como el paseo, la merienda de los miércoles, o el baño adaptado, y yo sólo veo a voluntarios. No sé si es obligación de las trabajadoras hacer esto, pero sólo veo voluntarios. Quizá tienen que estar con una cámara de fotos esperando que pase algo”.

Un comentario de “JOSÉ ÁNGEL URIARTE DEFIENDE QUE LOS CAMPISTAS DE LA RESIDENCIA MUNICIPAL “ENTRARON SIN PERMISO Y SE LES ECHÓ UNA HORA Y MEDIA DESPUÉS”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *