LA ASOCIACIÓN DE HOSTELERÍA ENTIENDE QUE EL AYUNTAMIENTO TIENE QUE CONTROLAR LAS TERRAZAS, PERO “SE PODRÍA SER UN POCO PERMISIVO EN VERANO”

11 SEPTIEMBRE 2017 /

El portavoz de la Asociación de Hostelería de Cantabria en Castro, Timoteo Antuñano, ha dado su opinión al respecto de las medidas que está poniendo en marcha el Ayuntamiento para que se cumpla la Ordenanza que controla las terrazas de hostelería. Recordamos que en algunas calles, como Ardigales, La Rúa o La Mar se han pintado en el suelo unos puntos que delimitan las zonas de las que no podrán salir los elementos que se instalen.

En declaraciones a Castro Punto Radio, Antuñano ha reconocido que “siempre que nos ponen alguna traba o algo nuevo cuesta acostumbrarse”. Entiende que “no está mal que se pongan restricciones y se controle para que no se ocupe lo que uno quiera” pero, al mismo tiempo, defiende que, “dentro de un orden”, el Ayuntamiento “podría tener un poco de permisibilidad en los meses de verano, que es cuando podemos ganar algo para pasar después el invierno, que es muy largo”.

Ha asegurado “en el parque Amestoy, que es donde yo trabajo, nos controlan hace muchos años y ya nos delimitaron las zonas de las que no nos podemos salir”. No obstante, “en momento puntuales en los que hay mucha gente, igual se extiende un poco. El Ayuntamiento delimita, pero el cliente va creciendo”.

Insiste en que las ocupaciones extra “se dan en momentos muy puntuales en los que, igual, se hace un uso indebido pero después todo vuelve a la normalidad. El pueblo no está aturullado constantemente, sino en las ocasiones en las que hay mucha gente. A partir de ahora, que ya ha bajado el turismo, vas a pasar por las calles y no va a haber ningún problema”. Por otra parte, ha dejado claro que “si hubiera una necesidad de que pase una ambulancia o lo que sea, ningún hostelero se va a negar a moverse para que pase”.

Ha reiterado que, “al principio todo cuesta”, pero entiende que “tendremos que adaptarnos a la normativa, si es lógico lo que han pintado”.

BALANCE DEL VERANO

Al margen de este asunto, Antuñano ha hecho balance del funcionamiento de la hostelería castreña en los meses de verano. Pese a que no ha sido bueno en lo meteorológico, “hemos trabajado bien, sobre todo la segunda quincena de agosto. En conjunto no ha estado mal porque el norte es el norte y tiene un tiempo muy variable, pero la gente sabe dónde viene”.

Por tanto, “no ha habido una diferencia importante con otros veranos y se ha trabajado más o menos en una línea parecida”.

CONTROL DE VIVIENDAS TURÍSTICAS

Sobre el decreto en el que está trabajando el Gobierno de Cantabria para controlar el alquiler de viviendas con fines vacacionales, Antuñano ha defendido que es algo que “hay que legislar porque, al final, es una competencia desleal al gremio. Si tienes una casa y la alquilas sin dar ninguna razón de ello, estás dando un servicio ilegalmente”.

Considera que “el que hace un negocio de este tipo y le es rentable, lo va a regular. Si no es rentable no lo hará. Si piensan que con el beneficio que saquen van a poder pagar las costas que suponga registrarlo como vivienda turística, lo hará”.

Recordamos que, en base a ese decreto, cualquier personas que quiera alquilar, en un momento del año, su vivienda con fines vacaciones, deberá registrarla como tal y cumplir una serie de requisitos, entre los que están los pertinentes pagos a Hacienda y llevar un registro de los usuarios.

Para terminar, Antuñano ha explicado que hoy acudía a una reunión, de las que se celebran periódicamente en Santander, de la Asociación de Hostelería de Cantabria.

Como ha detallado, en esos encuentros “se intercambian opiniones sobre lo que ocurre en cada zona o asuntos que se emprenden nuevos desde la sede central y que se pueden extender por toda la provincia como cursillos”. Como ha señalado “vamos a ver si podemos traer alguno a Castro, lo que dependerá del número de participantes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *