LA CONCEJALA DE ASUNTOS SOCIALES DETALLA LA FILOSOFÍA, REQUISITOS Y OBJETIVOS DE LA NUEVA ORDENANZA DE PRESTACIONES DE EMERGENCIA SOCIAL

22 AGOSTO 2017 /

Tal y como informábamos esta mañana, el Ayuntamiento de Castro Urdiales publica hoy en el Boletín Oficial de Cantabria el anuncio de la aprobación definitiva de la Ordenanza reguladora de las Prestaciones Económicas de Emergencia Social.

La edil de Asuntos Sociales, Patricia Camino, ha explicado en Castro Punto Radio la filosofía de estas ayudas: “son prestaciones económicas de carácter social dirigidas a personas con riesgo de exclusión social, en situación más vulnerable, para evitar situaciones de marginación motivadas por imprevistos”.

Son subvenciones finalistas, para un fin concreto, que deben cumplir unos requisitos muy claros y siempre bajo el informe técnico de los trabajadores del Departamento de Asuntos Sociales. Ayudas puntuales, ya que existen otras para periodos más duraderos, como es la Renta Social Básica.

Precisamente, Patricia Zorrilla, educadora social y técnico del Departamento de Asuntos Sociales, detallaba los requisitos que hay que reunir para poder acceder a estas ayudas: “son básicamente tres:
1º. Estar empadronados con antigüedad de 6 meses en el municipio de Castro.
2º. Se establece un requisito económico: que no pasen unos baremos que refleja la Ordenanza, según miembros de la unidad de convivencia.
3º. Que la prestación sea parte de un trabajo de intervención, acompañamiento y apoyo que se realiza desde Servicios Sociales. Todas las prestaciones económicas van con un informe técnico en el que se establecen unos objetivos y su finalidad. No es una ayuda periódica sino puntual, que pretende solucionar una situación de crisis y emergencia”.

La técnico del Departamento se refería a las prestaciones económicas para el alojamiento, en concreto a los suministros básicos, como electricidad, luz y gas: “se pueden acumular deudas, y la Ordenanza cubre ese pago, incluso contactamos con las empresas suministradoras, para explicarles que se está tramitando esa ayuda y que no haya un corte”.

En cuanto a otro tipo de ayudas, como son las escolares relacionadas con el material y el transporte, la concejala Patricia Camino quería dejar claro estas prestaciones no sustituyen a las ayudas de la Consejería de Educación: “se compatibilizan ambas. Aquellas personas que se detecta que pueden tener problemas de desnutrición, tras un detallado estudio, Asuntos Sociales abona el 25% que no cubre la beca de la Consejería, que lo hace en el 75%, pero no quiere decir que sea una ayuda que se abra a todas las personas que acudan a comedor o que requieran material escolar. Son ayudas siempre puntuales”.

La ordenanza refleja muy claramente las ayudas que quedan excluidas de las prestaciones económicas que, en ningún caso, podrán superar los 1.500 € anuales dentro del año natural. Las exclusiones son las siguientes:

– Gastos de suministros no básicos como telefonía, Internet, etc.
– Pago de impuestos.
– Créditos personales.
– Obligaciones y deudas con la Seguridad Social.
– Multas y otras sanciones.
– Gastos de comunidad de propietarios.
– Deudas hipotecarias.
– Deudas con las Administraciones Públicas.

Quienes quieran solicitar estas ayudas deben coger una cita en el Departamento con un trabajador social, tener una primera entrevista en la que se explican requisitos y se valora la situación, y posteriormente se aporta la documentación de datos identificativos y de la situación económica de toda la unidad de convivencia.

Salvo para alimentación y necesidades básicas, estas ayudas se tiene que justificar siempre, según recordaban Camino y Zorrilla.

Para acabar, la técnico de Asuntos Sociales apuntaba que “por la experiencia de estos últimos años, las ayudas que más se solicitan son para suministros básicos de la vivienda y para alimentación. Un alto porcentaje de personas que las piden no tienen ni un solo ingreso, y mientras tramitan la Renta Social Básica, se acogen a estas ayudas”.

La edil de CastroVerde apuntalaba el dato de que “en lo que llevamos de año se han tramitado más de 100 solicitudes de emergencia, se han gastado unos 158.000 euros en todas estas prestaciones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *