LA EMPRESA GURIEZANA VITRINOR, UNA DE LAS GANADORAS DE LOS PREMIOS SODERCAN-LIBERBANK

IMG_7082

14 JUNIO 2016 /

Las empresas Vitrinor, Erzia y Destilería Siderit han ganado los I Premios Sodercan-Liberbank a la Internacionalización empresarial en Cantabria, que se entregarán el próximo 23 de junio a las 19 horas en la Sala Griega del Palacio de Festivales de Santander.

En concreto, Vitrinor, ubicada en las antiguas instalaciones de Magefesa en Guriezo, ha sido distinguida por tener una estrategia de internacionalización “más global”. Las tres galardonadas recibirán una escultura original de la artista cántabra Arancha Goyeneche.

El objetivo de estos galardones, ‘Globalízate a la Internacionalización’, es doble. Por un lado, reconocer el esfuerzo de los empresarios se cara a su expansión y, por otro, que sirvan de “ejemplo y acicate” para otras empresas, para que sigan el mismo camino que las premiadas.

VITRINOR

Según ha detallado el consejero delegado de Sodercan, Salvador Blanco, Vitrinor ha sido premiada como la empresa con una estrategia de internacionalización más global, y ha sido seleccionada entre aquellas firmas cántabras con una estrategia internacional implantada adaptada a un mayor número de mercados geográficos en los que esté compitiendo. Para ello, se ha tenido en cuenta tanto el número de mercados como el grado de implantación de la empresa en cada uno de ellos.

Vitrinor, dedicada a la fabricación de menaje de cocina de acero vitrificado y de aluminio recubierto antiadherente, comercializa en exclusiva y en los cinco continentes la marca Magefesa, que como consecuencia de la crisis industrial de los años 90 decidió cerrar las instalaciones de la planta de Guriezo.

Un grupo de trabajadores formaron una cooperativa y, pese a haber perdido la credibilidad empresarial de proveedores y clientes y sin apenas solvencia económica, consiguieron evitar el cierre y lograron posicionarse como referente en el sector.

Actualmente, la plantilla supera los 300 trabajadores y el 50% de su facturación se debe a la exportación. Tras realizar un plan de inversiones para modernizar las instalaciones y reducir el coste de fabricación, ahora están cerca del cien por cien de su capacidad de producción. En la misma, respetan la cultura de cada uno de los países en los que están presentes.

Entre otras cosas, el jurado también ha valorado de esta cooperativa que no hay discriminación salarial por género, esto es, que hombres y mujeres cobran lo mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *