LAS CÁMARAS DE CONTROL DEL USO DEL CINTURÓN COLOCADAS EN TRES PUNTOS DE LA REGIÓN, UNO DE ELLOS ALLENDELAGUA, MUESTRAN QUE SON POCOS LOS INFRACTORES

26 MARZO 2018 /

El pasado 11 de noviembre, la DGT en Cantabria ponía en marcha tres cámaras para comprobar si los conductores usaban o no el cinturón de seguridad, una de ellas en la A-8, a la altura de Allendelagua dirección Bilbao. Hasta el 31 de diciembre, estos aparatos habían denunciado a tres personas.

Por tanto, “como esperábamos, no son tantos los conductores que van por la autovía sin cinturón”, ha señalado en Castro Punto Radio el responsable de la Dirección General de Tráfico en Cantabria, José Miguel Tolosa.

Las tres personas que “han sido pilladas, han visto como se abría el correspondiente expediente y la sanción” que, en estos caso, es de 200 euros y tres puntos del carnet de conducir.

Al margen de este asunto, Tolosa se ha referido a las motos de tráfico, que buscan lo que se denomina patrulla integral. De momento, son unas diez las que han llegado a la región. Se trata de vehículos que cuentan con los equipamientos necesarios para hacer controles de velocidad, alcohol y drogas. “Hasta ahora, para la corrección de muchas conductas se requería de equipos especiales y hacía falta que vinieran dispositivos de atestado o especializados. A estas motos se les va a dotar de todos los instrumentos para que las patrullas puedan actuar de forma más rápida y eficaz en cualquier punto del territorio”.

Todo ello con el fin de “seguir trabajando en la prevención de accidentes, además de concienciar a la ciudadanía”.

De cara a esta Semana Santa, se prevén en Cantabria entre 220.000 y 230.000 desplazamientos, concentrados básicamente entre el miércoles y el próximo lunes, como ha señalado Tolosa.

Ha destacado que, a diferencia de en verano, “cuando el tráfico está más repartido a lo largo de toda la época estival, en Semana Santa se concentra mucho volumen en pocos días”.

Ha pedido “mucha prudencia al volante, paciencia en los atascos y no intentar recuperar el tiempo después, nada de alcohol y drogas y usar siempre el cinturón de seguridad”.

En la imagen, punto de la A-8, a la altura de Allendelagua, en el que está colocada la cámara de control del uso de cinturón de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *