EL RESPONSABLE DE LA DYA SE MUESTRA SATISFECHO CON EL RESULTADO DE LA CAMPAÑA DE PLAYAS DE LA QUE HACE UN BALANCE “MUY POSITIVO”

19 SEPTIEMBRE 2017 /

En la jornada de ayer informábamos sobre los datos de asistencias e intervenciones realizadas por la DYA durante la temporada de playas 2017, de la que aún quedan los dos últimos fines de semana de este mes. Hoy hemos tenido la oportunidad de hablar en Castro Punto Radio con el presidente de DYA Cantabria, Rafael Gómez, que ha hecho balance del servicio.

Ha hablado de una temporada que “se ha saldado, afortunadamente, sin incidencias de gravedad, lo que es de celebrar”. Así, “salvo algún susto en la plataforma de Brazomar y algún rescate llamativo en Sonabia, no se ha registrado ningún ahogado ni casos de gravedad”, lo que lleva a Gómez a estar “satisfecho” y a hacer un balance “muy positivo”. Ha destacado, además, que “los usuarios, en líneas generales, ha respectado las indicaciones de los socorristas en una campaña en la que ha habido bastantes banderas rojas”. Ha aprovechado también para valorar “el buen trabajo que ha realizado el equipo, que ha respondido muy bien”. Con todo, “hemos recibido bastantes felicitaciones a través de redes sociales y eso nos hace pensar que hemos realizado un buen trabajo”.

Por lo demás, se ha referido al descenso de intervenciones este año con respecto al pasado, pasando de 1.948 a 1.412. Una situación que Gómez cree pueda deberse al hecho de que la meteorología no ha acompañado mucho este verano y, por tanto, la afluencia de usuarios a las playas ha sido menor. Considera que un factor importante en este sentido puedan ser también las “labores de prevención llevadas a cabo y la concienciación entre los bañistas”.

Brazomar vuelve a ser la playa que registra un mayor número de intervenciones ya que, “aunque es pequeña, cuenta con un volumen altísimo de usuarios”. Le sigue en asistencias el arenal de Oriñón “que es más grande y cuenta con mucha asistencia, sobre todo los fines de semana y entre el 15 de julio y el 15 de agosto”. En tercer lugar está Arenilla que, pese a ser una playa muy pequeña, “tiene una campa alrededor que se llena de gente y el camping al lado”.

Gómez ha destacado que el servicio “no se centra exclusivamente en las zonas de baño oficiales” sino que “también realizamos tareas fuera de ellas, que no nos corresponderían en base al contrato, pero que sí llevamos a cabo”. Por ejemplo, “controlamos toda la línea de costa, entornos como San Guillén o la Piscina de Ostende y estamos pendientes de cualquier aviso que pueda llegar a través de Emergencias Castro”.

Precisamente, “participamos en un rescate en la zona de Ballena al que pudimos acudir rápidamente porque la embarcación está pendiente dentro del servicio de playas. Si fuera ahora, igual la respuesta sería diferente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *