EL SINDICATO MÉDICO CALIFICA DE “ESCASOS Y ABSURDOS” LOS REFUERZOS DE VERANO EN LOS CENTROS DE SALUD DE MUNICIPIOS COMO CASTRO

27 AGOSTO 2018 /

 

Un verano sí y otro también, la Consejería de Sanidad se ve obligada a reforzar el personal en los centros de salud de ciudades costeras y turísticas, como lo es Castro. Sin embargo, los profesionales del sector califican de “muy escasos y absurdos” esos refuerzos, con lo que el personal de los centros sanitarios “está completamente desbordado”.

Como ha señalado en Castro Punto Radio el médico Oscar Ortiz, delegado sindical del Sindicato Médico, “contratar a un único profesional de refuerzo no soluciona un problema de estas características” cuando, por ejemplo en Castro, “hay unos 30.000 habitantes censados, unos 60.000 viviendo todo el año y picos de hasta 100.000 en verano”. Un crecimiento poblacional “que se da también en Laredo, Noja, Suances, Somo, San Vicente de la Barquera…”.

Desde el sindicato piden a la Consejería “altura de miras para gestionar una Atención Primaria con un escaso y deficitario presupuesto que se mantiene año tras año” y denuncian que esta administración “no asume responsabilidades y miente a los ciudadanos” cuando sí reconoce dificultad para cubrir bajas, pero asegura que, en general, va todo bien. Además, “demuestra nula capacidad organizativa y falta de valentía política para priorizar unos escasos recursos humanos”.

En este sentido, Ortiz ha recordado como, el año pasado, “propusimos la posibilidad de cerrar consultorios rurales del centro de Cantabria, que consumen un médico para atender poblaciones de 200 habitantes. La idea eras centralizarlos en los centros de salud de cabecera de los valles y que ese médico se destine a la población de la costa”. En cualquier caso, entiende que una decisión de estas características “lleva consigo mucho desgaste político y no se atreven a tomarla”.

Lo ideal pasaría por “atraer a médicos de otras comunidades o, al menos, que los que terminen sus estudios no se vayan, ofreciendo condiciones atractivas cuando ya saben que este problema se va a producir en verano porque ocurre todos los años. Eso es planificar y prevenir”. En este sindicato son conscientes de que faltan médicos de Atención Primaria, pero “esto ha sido producto de un maltrato continuado a estos profesionales en Cantabria”. Un problema que “no sirve como argumento para seguir mintiendo a la ciudadanía”.

La circunstancia ideal sería mejorar esas condiciones para retener a los profesionales, para lo que sería necesario un mayor presupuesto. Sin embargo, la realidad en muy distinta y, por tanto, “la solución pasa, primero, por reconocer el problema de falta de recursos humanos y, a partir de ahí, hay que priorizar y mover los médicos que están en núcleos poblacionales pequeños y destinarlos a donde hay que destinarlos y a donde más falta hacen. Eso se llama gestionar y tomar decisiones para solucionar un problema con el menor daño posible. Lo que no se puede hacer es meter la cabeza debajo del ala y aquí no pasa nada”.

Ortiz ha lamentado que, cuando los coordinadores de los centros de salud afectados por estos problemas de saturación piden soluciones “sólo reciben, en muchas ocasiones, el silencio por respuesta”.

El Sindicato Médico ha gritado “basta ya de que la Consejería se ponga de perfil esperando a que se pase el verano y termine la tormenta, que sufren los compañeros y los propios pacientes, que no son tontos y saben la calidad asistencial que están recibiendo”.

Cuando acabe el verano, este sindicato celebrará una asamblea con los compañeros que trabajan en Atención Primaria. “Hablaremos de los problemas detectados y decidiremos medidas de presión”.

Para terminar, Ortiz se ha referido a las obras de ampliación del Centro de Salud Cotolino para convertirlo en un centro de especialidades. Ha reconocido que “no me gusta hablar de futuribles y habrá que darles un tiempo”, aunque sí entiende que esas especialidades “serán para casos más leves y creo que los más complicados seguirán derivándose al hospital”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *