EL SINDICATO DE POLICÍAS LOCALES ALERTA SOBRE “LA PRECARIEDAD Y EL ENVEJECIMIENTO” DE LA PLANTILLA DE LA POLICÍA CASTREÑA

13 DICIEMBRE 2017 /

El sindicato APLB, Asociación de Policías Locales y Bomberos, ha informado a Castro Punto Radio sobre la situación en la que se encuentra la plantilla de la Policía municipal castreña.

Según se recoge en su informe, a día de hoy, de los 42 miembros de la plantilla, 10 se encuentran en “segunda actividad” al haber cumplido la edad correspondiente. Son agentes que se dedican, exclusivamente, a tareas administrativas. De estos 10 policías en segunda actividad, cuatro se jubilarán el año que viene.

Por tanto, solo 32 agentes quedan para el trabajo en la vía pública, algo que, a juicio de APLB, es una situación «absolutamente desproporcionada», provocando que durante algunos turnos, «hay mas efectivos trabajando en las dependencias que los destinados a hacerlo en la calle. Una única patrulla en muchas ocasiones, incluso en época estival».

Recuerdan que la plantilla de la Policía Local se reparte en 5 grupos de trabajo, desarrollando turnos de mañana, tarde y noche.

Además, APLB llama la atención sobre la media de edad de este colectivo en Castro, que se sitúa en los 45 años para quienes prestan servicio en la vía pública, ya que sólo uno de ellos baja de los 40 años de edad.

El sindicato recuerda que la edad legal de acceso a la Policía Local es de 18 años, «por lo que ya será inevitable que se produzca una importante brecha de edad en la plantilla, que influirá en la renovación a futuro».

Un futuro que, por cierto, traerá el paso a segunda actividad para dos agentes más entre 2018 y 2019, a los que hay que sumar los cuatro que se jubilan el año que viene.

Con todo ello, APLB señala que la plantilla de la Policía Local de Castro «está alejada de los ratios de policías/habitantes que establece la Ley de Coordinación de Policías Locales de Cantabria, e infradimensionada para dar un servicio mínimamente adecuado al municipio», recordando que se trata de una población censada de 32.000 habitantes, y 55-60 mil estimados, con fuertes aumentos en varias épocas del año y repartidos en un territorio de casi 100 kilómetros cuadrados.

Sobre la atención que se presta a los vecinos de las juntas vecinales, que debería ser la misma que a los del núcleo urbano, el sindicato asegura que «hoy por hoy, no se hace».

APLB acusa a la jefatura de la Policía Local de no cumplir la normativa municipal según la cual, «los diferentes turnos deberán estar compuestos, como mínimo, por dos patrullas».

La Asociación de Policías Locales y Bomberos considera «inaplazable» la convocatoria de nuevas plazas de agente y de promoción interna. Convocatorias que, en su opinión, deberían ser anuales durante los próximos ejercicios «teniendo en cuenta que a partir de 2024 el pase de efectivos a la segunda actividad aumentará de forma significativa». Recuerdan, asimismo, que la legislación policial no permite contrataciones temporales de personal, «como el programa de Corporaciones Locales» o mediante empresas externas.

APLB ha comunicado a las autoridades municipales, tanto esta situación, como algunas medidas para paliarla temporalmente y, según apuntan, están esperando una respuesta tras la última reunión mantenida con la concejala y la técnico de Recursos Humanos la primera quincena del pasado mes de octubre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *