UN BANDO PIDE A LOS VECINOS DE TALLEDO UN USO RESPONSABLE DEL AGUA Y NO DESCARTA CORTES. EL ALCALDE PEDÁNEO ACHACA LOS PROBLEMAS A LA FALTA DE OBRAS DE CAPTACIÓN Y CRITICA AL AYUNTAMIENTO

IMG_7513

31 AGOSTO 2016 /

El Ayuntamiento ha emitido un bando de Alcaldía en el que se pone el acento en la “insuficiencia de caudales que presentan los manantiales” en el barrio de Talledo (Ontón) y, por esa razón, se pide a los vecinos un uso responsable del agua para lo cual “se debe evitar en lo posible el riego de jardines y huertos, el lavado de vehículos, el cambio de agua en piscinas, así como otras actividades similares”. El bando deja claro que, de esta forma, “se evitará el tener que tomar otras medidas, como pueden ser los cortes de agua”.

Con este telón de fondo, hemos hablado en Castro Punto Radio con el presidente de la Junta Vecinal de Ontón, Javier Gil, que achaca esta situación a la falta de obras de captación de agua. “Esto no es el desierto”, ha dicho y, por tanto, “vivimos en un pueblo (Ontón) en el que tenemos mucha agua”. Como ejemplo ha puesto el sondeo que en su día se hizo en una zona próxima al cementerio de Talledo donde “hay un manantial muy grande. Sería cuestión de bombearlo al depósito, que está a 150 metros”.

Ha insistido Gil en que “lo que hace falta es hacer captaciones de los manantiales y, cuando lo digo, es porque se puede”. Obras muy necesarias para esta pedanía ya que, de momento, el problema lo tiene Talledo pero, “en poco tiempo Baltezana estará también en la misma situación”. Un barrio cuyo problema, del mismo modo, se solucionaría con captaciones. “Se pidió permiso a Confederación Hidrográfica para hacer una captación del manantial de Fuentebuena y tenemos puesta una tubería a 10 metros de dicho manantial. Sólo hay que empalmarlo”.

Trabajos todos estos para los que “el Ayuntamiento tiene el dinero. Ahí está Plan del Agua y lo que falta es movimiento. Son actuaciones pequeñas y hay que dar una solución”. Ha dejado claro que no achaca el problema únicamente al actual equipo de Gobierno porque “viene de hace muchos años”. En este sentido, se ha quejado de que “parece que cuando acaba la campaña electoral se sientan ahí en la trona y ya está”. Con todo, “los vecinos pagan unos servicios que no tienen”. Gil no descarta que quizá en el Ayuntamiento “no nos conviene echar mucha agua para no tener que poner saneamientos”.

El del suministro se trata de un asunto, ha insistido Gil, que no es nuevo y que es consecuencia “del crecimiento del número de viviendas, teniendo la misma captación que hace 30 años”.

De momento, el pedáneo espera que no haya que recurrir a los cortes de agua pero “tendrán que subirla con los camiones de bomberos, como ya se hizo el año”.

SANEAMIENTO DE BALTEZANA

El Pleno aprobaba ayer el proyecto de saneamiento de Baltezana, una paso adelante, pero no el final de camino, como ha dicho Gil ya que “ayer se aprobó la expropiación para pasar las tuberías sólo de la zona norte del barrio. Los trámites para que comience la obra van a ser largos”. Calcula el pedáneo que puedan ser hasta 2 años “porque hay que publicarlo en el BOC, se abre el periodo de alegaciones, ponte que algún vecino no está a favor de la expropiación y va a juicio, adjudica la obra…”.

Esto con respecto a la zona norte. Sobre la sur aún no hay nada “y estamos vertiendo las aguas fecales al río, por lo que cada dos por tres la Confederación mete una multa de 3.000 euros al Ayuntamiento o al Gobierno de Cantabria, al que sea el competente”.

Con todo, “se ve la luz al final del túnel, pero no se sabe cómo de largo es ese túnel”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *