UNA HERENCIA RECIBIDA POR LA RESIDENCIA MUNICIPAL PERMITIRÁ HACER MEJORAS EN SUS INSTALACIONES

14 MAYO 2018 /

El pasado jueves se celebró Consejo Rector de la Residencia Municipal, el primero desde que José Ángel Uriarte es el concejal del área. Entre otros asuntos, se habló de una herencia importante que ha recibido la institución y sobre la que el edil ha dado todos los detalles en Castro Punto Radio.

En concreto, se aprobó un pliego de enajenación de viviendas derivado de esa herencia dejada, a partes iguales, para la Residencia y el Obispado, por María del Carmen Lanzarote Ugarte. En principio, “testó a favor de un hermano suyo que falleció y los siguientes eran las Clarisas y la Residencia”, que se repartirán todo a partes iguales.

El total de lo dejado por esta señora consta de un piso en el número de 16 de la calle Ocharan Mazas en Castro y otro en Madrid cerca de El Retiro, que se enajenarán por medio de subasta, y algunas acciones que se ponen también a la venta. “Los inmuebles están valorados en unos 800.000 euros, aunque habrá que esperar a ver lo que se saca por ellos finalmente. Las acciones rondan los 140.000 euros”. Por tanto, todo suma cerca del millón de euros de los que la Residencia recibirá la mitad.

Es una inyección económica, según el concejal, “fundamental para unas instalaciones que tienen muchos años y, por tanto, muchas cosas obsoletas. Hay que hacer renovaciones importantes en tema de cocina o conducciones de agua y electricidad. Asuntos que cuestan dinero y creo que vamos a poder acometer en este momento”.

El director de la Residencia “ha hecho una propuesta de gasto, de momento mínima porque no tenemos el dinero en el bolsillo, y habla de compra de camas, reposición de sillones, rehabilitación de la cocina y de algunas dependencias más”. Se cuenta ya, por tanto, con un listado de asuntos de primera necesidad a los que destinar el dinero, entre los que se encuentra la cocina, “que está muy anticuada. Se había planteado incluso la posibilidad de contratar un catering, pero ahora con este dinero se podrá intervenir y renovar muchos de sus elementos”.

Uriarte estima que en un mes aproximadamente “se pueda disponer ya del dinero de las acciones y poder así empezar a actuar”. Cree el concejal que el listado de intervenciones planteadas por el director “cuesta menos que el dinero con el que contaremos de las acciones y, por eso, aún se puede estirar un poco más”.

Al margen de este asunto, durante el Consejo Rector se abordó la actualización de tarifas, al respecto de lo que Uriarte ha querido hacer algunas aclaraciones. Ha explicado que “en 2011 se llegó a un acuerdo por el que esas tarifas debían actualizarse según el IPC, pero no se ha hecho desde entonces. Por otra parte está el tema de la sostenibilidad. Si queremos que la Residencia siga existiendo como un ente público, tiene que ser sostenible y no puede estar siempre en pérdidas”.

En este sentido, ha recordado que “la estancia de un residente allí cuesta unos 50 euros diarios, lo que suponen 1.500 al mes”, a los que habría que sumar ese incrementos del IPC. Eso sí, la actualización de tarifas debe pasar por Pleno.

Con las pensiones actuales, “hay gente que no se puede permitir el coste del servicio y para ellos va a haber un sistema de compensación. En este momento, el Ayuntamiento está dando un dinero a la Residencia para que se pueda mantener, cantidad económica que se va a suprimir y lo que se va a hacer es pagar a la Residencia por los servicios prestados. De esta manera, aquellos ciudadanos que no puedan pagar 1.500 euros al mes, se les compensará la diferencia a través de Asuntos Sociales. Esa persona que quiera entrar y no tenga sus medios, irá a Asuntos Sociales, donde se comprobará que efectivamente no puede pagar, y será el Consistorio el que pague la diferencia por ellos”.

Uriarte se ha referido también a dos pisos que la Residencia tiene en la calle Ardigales y que, en este momento, se encuentran vacíos. “El Ayuntamiento ha pedido a la Residencia una cesión de usos de esos dos inmuebles para que Asuntos Sociales pueda disponer de ellos en casos de urgente necesidad”. El edil iba hoy a visitarlos porque “deben estar bastante deteriorados y se necesita también una inversión para ponerlos en funcionamiento y que puedan usarlos personas que los necesiten”.

Para terminar, ha explicado cómo se va a habilitar, en la parte trasera de la Residencia, un aparcamiento para que los vehículos dejen de estacionar en la parte delante y en el lateral del edificio, que es vial de emergencias. “El concejal de Obras necesitaba tierra para los trabajos que se están haciendo en el parque de Cotolino. Nosotros le dejamos la tierra de esta parcela y desde Obras nos adecentan la zona para que sirva de aparcamiento. No se va a asfaltar de momento, pero sí se echara grijo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *