CONSUMIDORES EXPLICA LOS PASOS A SEGUIR POR LOS CLIENTES DE DENTIX, QUE HA ENTRADO EN CONCURSO DE ACREEDORES

1345

La cadena Dentix, con clínica en Castro Urdiales, ha entrado en concurso de acreedores y ha cerrado sus instalaciones. Sobre las consecuencias para los clientes de esta medida hemos hablado en Castro Punto Radio con el abogado de la Unión de Consumidores de Cantabria, Enrique Solís.

Como ha explicado, “esto supone que la empresa no tiene medios económicos suficientes para pagar sus deudas y abonar sus obligaciones a los trabajadores, Hacienda, Seguridad Social, proveedores… Con todo, se produce la intervención por parte del administrador concursal, que es el que va a intervenir en cuanto a la realización de obligaciones y pagos”.

Los clientes afectados, “lo que tienen que hacer es solicitar por escrito a Dentix copia íntegra de sus historiales médicos, que van a ser clave para que puedan acudir, en su casos, a terceros profesionales que les puedan asistir en sus tratamientos”.

Después, “también es clave que las personas que tengan sus tratamientos financiados, se ponga en contacto con las financieras para solicitar la suspensión de los pagos”.

Lo cierto es que, “a fecha de hoy, cada afectado mantiene la relación jurídica con la empresa y están obligados a permanecer con la entidad hasta que cierre o lleguen a un acuerdo por escrito con la empresa para poder ir a terceros profesionales”. Un tratamiento que, a día de hoy, “tampoco es posible decir quién lo pagaría. Cada caso es específico y si la empresa ha entrado en concurso es porque no tiene medios”. Por tanto, “lo que queda es esperar y tomar una serie de precauciones bastante grandes”.

Según Solís, “el mejor de los escenarios para los clientes de Dentix sería quizá algo parecido a lo que paso con iDental: que, por un lado, a través de un auto de la Audiencia Provincial se suspendieron los pagos con las financieras y; en segundo lugar, si Dentix cierra definitivamente, los clientes puedan ser remitidos a terceras clínicas con cargo a lo ya pagado a través de las financiaciones”.

Para los que hubieran abonado el tratamiento sin recurrir a las financieras “tienen que reclamar directamente al concurso y ahí pueden tener más problemas porque, si la empresa no tiene dinero, es complicado que nos devuelva lo pagado”.