ADJUDICADAS LAS OBRAS DEL CAMPO DE FÚTBOL DE VALLEGÓN POR 674.054 EUROS Y CUATRO MESES DE PLAZO DE EJECUCIÓN

EL TERRENO DE JUEGO SERÁ MÁS GRANDE, CON HIERBA ARTIFICIAL, TENDRÁ DOS CAMPOS DE FÚTBOL 7, PORTERÍAS Y BANQUILLOS NUEVOS, RIEGO E ILUMINACIÓN CON PROYECTORES LED

1406

El Ayuntamiento de Castro Urdiales ha adjudicado el contrato de obras de acondicionamiento del césped, instalaciones de drenaje, riego y alumbrado del campo de fútbol de Vallegón a la UTE (unión temporal de empresas) formada por ‘Cannor Obras y Servicios de Cantabria S.L.’ y ‘Sitelec Global de Servicios S.L.’, al presentar la oferta más económica de las seis que optaron al concurso, por importe de 557.069 euros, más el 21% de IVA, lo que asciende a un total de 674.054 euros y un plazo de ejecución de 4 meses.

El presupuesto base de licitación estaba fijado en 821.516 euros. Del total del coste de la obra, 200.000 euros provienen de una subvención nominativa del Gobierno de Cantabria destinada a la mejora de infraestructuras deportivas.

El proyecto contempla las obras necesarias para la construcción de un campo de césped o hierba artificial en sustitución del actualmente existente de hierba natural. Esta instalación desportiva es utilizada por la Unión Deportiva Sámano, que cuenta con un equipo senior en 3ª División RFEF además de contar con equipos de fútbol base, desde la categoría de benjamines hasta juveniles.

El nuevo campo se desplaza y gira ligeramente para permitir una mayor longitud y anchura, adoptándose unas dimensiones del terreno de juego de 98 x 63 metros, además de disponerse el correspondiente espacio en las bandas. Además, cuenta con dos campos de fútbol 7 de dimensiones 63 x 36 metros. Se construirá una banda perimetral en hormigón fratasado de 1 m de anchura.

Se dispondrá de todo el equipo deportivo necesario: porterías de fútbol 11 y de fútbol 7 abatibles, banquillos para suplentes y cuarto árbitro, banderines y barandilla perimetral.
El terreno de juego consta de un césped artificial sobre una base de mezcla bituminosa a dos aguas, disponiéndose de canaletas de hormigón polímero para recogida del agua de escorrentía.

Además, contará con sistema de riego mediante aspersores emergentes de largo alcance con un depósito de 20.000 litros con bombeo e iluminación con proyectores LED para mejorar la eficiencia energética.

Será necesaria la construcción de un muro que permita mantener los actuales vestuarios así como dos escaleras entre éstos y el terreno de juego ya que las actuales deberán ser demolidas.

Tal y como indico en su momento la alcaldesa, “la instalación no será de uso exclusivo de la UD Sámano, sino que podrá ser usado por todos porque se pretende impulsar también el deporte base”.

Recordaba también cómo la segunda fase, más adelante, supondrá el arreglo del graderío y su parte de abajo para dotar de vestuarios y servicios en un modo similar a como está en el campo de Riomar.