EL ALCALDE DE GURIEZO ESPERA PODER PAGAR LA DEUDA A PROVEEDORES ANTES DE QUE ACABE EL AÑO, UNA VEZ SE HA APROBADO EL PRESUPUESTO DE 2023

1160

El equipo de Gobierno de Guriezo sigue avanzando en los propósitos que se marcó a comienzos de legislativa en una hoja de ruta a llevar a cabo antes de que acabara el año. En el último pleno, aprobaron el presupuesto municipal de 2023, que se encuentra en periodo de exposición pública, y que tiene como objetivo fundamental, “saldar la deuda de unos 600.000 euros que tenemos con los proveedores para empezar 2024 desde cero y con las cuentas limpias”. Así lo ha señalado en Castro Punto Radio el alcalde de Guriezo, Ángel Llano.

Ha dejado claro que “no podemos tener un Ayuntamiento lastrado por esta deuda, con una credibilidad por los suelos y con mucho recelo por parte de los proveedores”.

Espera que ese pago se pueda realizar, “de aquí a diciembre” y comenzar el año “de cero”, habiendo también aprobado recientemente las cuentas generales de los últimos años, lo que permitirá al Consistorio volver a percibir las aportaciones del Estado, que venía tiempo sin cobrar por esta cuestión. Llano ha valorado “el trabajo realizado por los trabajadores municipales para que todo esto sea posible en tan poco tiempo”. Ha añadido que “entre todos, estamos apagando fuegos de algo que tendría que estar ya en funcionamiento aunque, por otro lado, ya sabíamos lo que había antes de entrar en el Gobierno”.

A la vez, ha señalado que se está trabajando ya en los presupuestos para 2024 que el alcalde quiere que incluyan la reparación de todos los viales del municipio. “Tengo ya el computo de los kilómetros en los que habría que actuar, que son en torno a 18, y el coste, de algo más de un  millón de euros. Probablemente sea la inversión más importante en Guriezo en los últimos años y hay que estudiar de dónde sacar toda la financiación”.

Por otro lado, se ha presentado al Gobierno de Cantabria un listado de proyectos necesarios para el municipio, “con el fin de buscar su colaboración”. Llano ha detallado que, sobre todo, se trata de “la restauración ambiental del camino del Pontarrón a Lendagua y la urbanización de toda la zona enfrente de la iglesia de San Vicente de la Maza”.