EL AYUNTAMIENTO HACE UN BALANCE POSITIVO DE LA SEGURIDAD EN LA SEMANA GRANDE: “ESCASOS INCUMPLIMIENTOS DE HORARIOS Y POCAS MOLESTIAS”

187

3 JULIO 2017 /

El Ayuntamiento de Castro Urdiales ha hecho “un balance positivo” tras la Semana Grande, en lo referente al Plan Especial de Vigilancia (PEV) de este verano de 2017, “ya que se han podido minimizar las molestias asociadas a las fiestas: ruidos, vandalismo, altercados, otras conductas incívicas… Ni las lonjas de ocio ni las txosnas han provocado incidencias ni incumplimientos, y de los establecimientos de hostelería pocos sobrepasaron sus horarios en interiores y terrazas”, según afirma el Área de Comunicación municipal en una nota de prensa.

Respecto a los daños por vandalismo, “se han producido algunos incidentes –quema de contenedores, desaparición y rotura de cestas de papeleras y otros elementos, rotura de una rama de árbol- aunque no se valoran como desproporcionados teniendo en cuenta los muchos días de fiesta que ha habido”.

No obstante, “desde el Ayuntamiento se recuerda que estas conductas llevan asociadas importantes sanciones, que se aplicarán en dos casos en los que sí ha habido denuncias: a unos jóvenes por intentar quemar un contenedor en el Parque de Amestoy (gracias a un aviso ciudadano); y a una persona que arrojó un contenedor al agua en San Guillén”.

También se detuvo a dos individuos que se encontraban sustrayendo teléfonos móviles en la zona de las choznas, poniéndolos a disposición de la Guardia Civil. El trabajo policial incluyó además intervenciones en accidentes y casos de violencia de género, comprobación de denuncias ciudadanas y control de eventos festivos y fenómenos asociados, incluido el consumo de alcohol por menores.

El objetivo del Plan Especial de Vigilancia, que se puso en marcha el año pasado por primera vez, “es lograr una ciudad más amable y tranquila minimizando los efectos negativos que en estos meses estivales se producen con motivo de las fiestas, las actividades al aire libre y el ocio nocturno de los fines de semana”.

“Para ello”, continúa el comunicado del equipo de Gobierno, “se celebran reuniones de preparación y seguimiento por parte de los responsables de la Policía Local, con la coordinación del alcalde Ángel Díaz-Munío como responsable de seguridad ciudadana. En ellas se marcan los puntos sensibles y los objetivos para cada fin de semana o fiesta, en función de sus particularidades, de forma que los recursos se organicen lo más eficientemente posible. Además, se pide la colaboración ciudadana avisando a la Policía Local de los problemas que se produzcan a través de su teléfono: 942 86 12 94 / 092”.