CANTABRIA ESTARÁ EN ALERTA ROJA ESTA TARDE POR FENÓMENOS COSTEROS ADVERSOS

ENTRE LAS OCHO DE LA TARDE Y LAS DOS DE LA MADRUGADA SE ESPERA VIENTO DEL OESTE FUERZA 10 Y OLAS DE 9 METROS

1056

Cantabria se encuentra en estos momentos en aviso naranja por fenómenos costeros adversos por viento del oeste fuerza 8 u 9, y mar combinada del oeste o noroeste, aumentando a 6 a 8 metros. Desde las 8 de la tarde y hasta las 2 de la madrugada la situación se complica por lo que la Agencia Estatal de Meteorología ha activado el aviso rojo por el mismo fenómeno. La previsión es de viento del oeste fuerza 10 y mar combinada del oeste o noroeste de 8 o 9 metros. Pasado el nivel máximo de peligrosidad se volverá al aviso naranja hasta las 6 de la mañana del martes, tras el que se pasará a amarillo hasta las 8 de la tarde.

Hasta las 3 de esta tarde, el litoral permanecerá en aviso amarillo por fuerte viento, con rachas del oeste que pueden alcanzar los 100 kilómetros por hora. A partir de esta hora, al igual que en el caso de los costeros, la situación se recrudece y se pasará a aviso naranja hasta la medianoche, con vientos de hasta 110 kilómetros por hora.

La lluvia también estará presente con avisos amarillos entre la próxima medianoche y las 6 de la tarde de mañana, en el litoral, el centro y el valle de Villaverde con precipitaciones acumuladas en 12 horas de 40 milímetros.

RECOMENDACIONES

Ante la llegada de mala mar se insta a la población a alejarse de malecones, playas, espigones y de otros lugares próximos a la línea de costa; evitar estacionar los vehículos en zonas que puedan verse afectadas por el oleaje; y respetar en todo momento los cordones de seguridad y los vallados habilitados por las autoridades pertinentes.

Por posibles acumulaciones de agua en la calzada o desbordamientos se recomienda extremar la precaución en la carretera, circular por vías principales y autopistas, evitar pasar en vehículo por zonas de vaguada que puedan verse afectadas por una riada. Si los desplazamientos son a pie hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas.