CANTABRIA Y EUSKADI FIRMAN EL NUEVO CONVENIO SANITARIO, QUE MEJORARÁ LA ASISTENCIA EN LAS ZONAS LIMÍTROFES COMO EL VALLE DE VILLAVERDE

EN CASTRO NO TENDRÁ ESPECIAL INCIDENCIA, “DADO QUE TODAS LAS ESPECIALIDADES SE PRESTAN EN CANTABRIA”

851

El presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, y el lehendakari del Gobierno vasco, Íñigo Urkullu, han suscrito esta mañana en Lanestosa el nuevo convenio que regula la prestación sanitaria por parte de los servicios de salud de Cantabria y de Euskadi a los ciudadanos que residen en las zonas limítrofes, al objeto de mejorar la coordinación y la eficiencia del servicio.

El acuerdo contempla la colaboración de ambos territorios en el ámbito de la atención primaria y especializada, las urgencias, el transporte sanitario, la atención de emergencias o la historia clínica. Además de la asistencia sanitaria a los vecinos de Valle de Villaverde y Lanestosa, recoge igualmente el acceso de vecinos del País Vasco al programa de trasplante cardiaco y pulmonar de Valdecilla o de transexuales cántabros a los tratamientos de reconstrucción genital que se llevan a cabo en el Hospital de Cruces, entre otros ejemplos.

La firma ha tenido lugar en el Ayuntamiento de Lanestosa y ha contado también con la asistencia de los consejeros de salud de Cantabria, Raúl Pesquera, y de Euskadi, Gotzone Sagardui, así como los alcaldes de esta localidad, Martín Crespo; de Valle de Villaverde, Esther Gómez; de Ramales de la Victoria, César García; de Soba, Julián Fuentecilla, y de Arredondo, Leoncio Carrascal.

Miguel Ángel Revilla ha señalado en su intervención que este nuevo convenio “garantiza la sanidad pública” a los vecinos de las zonas de confluencia y “reafirma la relación y el vínculo” entre Cantabria y País Vasco.

Por su parte, el lehendakari Urkullu ha explicado que el documento firmado hoy “renueva y mejora” la asistencia sanitaria y garantiza la prestación de un servicio público de salud “fuerte, universal, equitativo, avanzado, resolutivo, de calidad y de excelencia” a ambos lados de la frontera.

RESUMEN DEL CONVENIO

En lo que a Castro se refiere, el convenio expresa textualmente: “En el caso del municipio de Castro Urdiales y otros circundantes, y dado que actualmente la atención especializada de las personas residentes de esos municipios se presta en su totalidad en centros propios de la Comunidad Autónoma de Cantabria, la atención especializada en consultas externas de los ambulatorios y hospitales de Osakidetza se limitará a lo previsto para todo el SNS, para la compensación del Fondo de Cohesión Sanitaria mediante las oportunas ordenes de asistencia emitidas previamente por el Servicio Cántabro de Salud”.

Por otro lado, en el ámbito de la atención primaria, los residentes de Valle de Villaverde en edad pediátrica serán atendidos en los centros de salud de Zalla y Balmaseda. Además, si se trata de urgencias, los vecinos de este municipio recibirán atención médica y de enfermería en el PAC (Punto de Atención Continuada) de Balmaseda, mientras que los habitantes de Lanestosa serán atendidos en el Servicio de Urgencias de Atención Primaria de Ramales de la Victoria.

En el ámbito de la atención especializada, tanto de consultas externas como de hospitalización, los residentes en Valle de Villaverde podrán utilizar los dispositivos asistenciales de Osakidetza-Servicio Vasco de Salud, tanto ambulatorios como hospitalarios, y, por lo que respecta a las urgencias y emergencias sanitarias, se establecen los mecanismos de coordinación necesarios para urgencias sin riesgo vital, emergencia con riesgo vital, accidentes múltiples o catástrofes sanitarias.

En cuanto a la historia clínica electrónica, se facilitará el acceso desde los dispositivos asistenciales del Consultorio del Valle de Villaverde y del Servicio de Urgencias de Atención Primaria de Ramales de la Victoria al sistema de información de historias clínicas de Osakidetza, que, por su parte, podrá acceder también a la historia clínica del Servicio Cántabro de Salud desde los centros a los que se remiten regularmente pacientes de Valle de Villaverde.

Por último, el acuerdo contempla también el acceso de ciudadanos del País Vasco al programa de trasplante cardiaco y pulmonar de Valdecilla o de transexuales cántabros a los tratamientos de reconstrucción genital que se llevan a cabo en el Hospital de Cruces, servicios en lo que ambos centros hospitalarios son referentes en España.