‘CANTABRIA NO SE VENDE’ SE MUESTRA EN CONTRA DE LA PROPUESTA DE COMARCALIZACIÓN DEL GOBIERNO REGIONAL “QUE NO RESPONDE A LA REALIDAD HISTÓRICA Y SOCIAL”

CASTRO SE SITÚA EN LA MISMA COMARCA QUE RIBAMONTÁN AL MAR, EN LA BAHÍA DE SANTANDER, Y EN UNA DISTINTA QUE GURIEZO

1120

El Gobierno de Cantabria ha planteado una propuesta para delimitar la región en 10 comarcas con el fin de unificar servicios y ahorrar costes. La intención de esta iniciativa ha sido bien acogida en general, pero no tanto la distribución de municipios que se ha realizado en base a un trabajo realizado por la Universidad de Cantabria.

En él, se incluye a Castro en la denominada Comarca de Marina Oriental junto a Argoños, Arnuero, Bárcena de Cicero, Bareyo, Colindres, Escalante, Laredo, Liendo, Limpias, Meruelo, Noja, Ribamontán al  Mar y Santoña.

Uno de los colectivos que ha mostrado su discrepancia con esta distribución ha sido ‘Cantabria No Se Vende’. Uno de sus portavoces, Diegu San Gabriel, ha señalado en Castro Punto Radio que “es una buena iniciativa que, por fin, se asuma la comarcalización de la región para reforzar el equilibrio territorial”, pero ha lamentado que “el primer paso que se haya dado haya sido pisar ese charco desde un despacho en la Universidad de Cantabria sin dar participación a los ciudadanos, que son los que tienen una visión más cercana de la realidad de la región y su entorno”.

Ha defendido que “establecer una comarca litoral de este a oeste, como es el caso de Marina Oriental, no responde a la realidad histórica ni social. Por ejemplo, Guriezo y Castro, municipios muy unidos y que comparten centros de salud, juzgados o educación, están en comarcas diferentes”.

En general, “las comarcas se vertebran de norte a sur y no de este a oeste como se pretende, ahondando en el abismo abierto en los últimos tiempos entre litoral e interior, cuando su intención debiera ser armonizar y vertebrar el desarrollo”.

Ha recordado que “la comarcalización tiene que facilitar el acceso efectivo a los servicios públicos a toda la población, no servir de excusa para vaciar las zonas rurales en favor de los núcleos principales”.

Imagen: El Diario Montañés