“CAOS EN MAYÚSCULAS” ESTE FIN DE SEMANA EN SONABIA Y ORIÑÓN, SEGÚN DENUNCIA LA PLATAFORMA DE VECINOS DE ESAS LOCALIDADES

“HA HABIDO UN AÑO PARA PONERLE SOLUCIÓN Y ESTAMOS IGUAL O PEOR”

1010

El verano está a la vuelta de la esquina, pero la temporada de playas ya ha comenzado. Lejos de solucionarse la situación de tráfico, atascos, estacionamientos en zonas prohibidas y acceso de autocaravanas a entornos donde no deberían estar, el caos se acrecienta en la zona de Sonabia y Oriñón.

Los vecinos están “hartos” y así lo ha manifestado en Castro Punto Radio David Muñecas, miembro de la plataforma de Movilización Ciudadana de Oriñón y Sonabia. Ha hablado de “caos en mayúsculas” y se ha quejado de que “ha habido un año para ponerle solución y estamos igual o peor”.

Ha recordado que “está todo prohibido y hay señalización pero, como no existe vigilancia, se puede hacer de todo”. Ha lamentado que “sólo se piensa en el turismo, los que vienen se centran en disfrutar y nadie tiene en cuenta a los vecinos que viven allí y que no pueden entrar ni salir de sus casas”.

Ha añadido que “la Policía Local y la Guardia Civil no tienen medios y el Ayuntamiento no es capaz de poner solución a los aforos de la zona, a cerrar cuando esté completo, a no dejar pasar ningún coche más y multar a los que estén mal estacionados”. Ha señalado que “hemos hablado con los agentes y nos dicen que son conocedores de la situación, pero que no tienen medios. Que las multas se hacen con las señalizaciones y las hay, pero no se sabe quién tiene que ir, si la Policía y la Guardia Civil de Castro, la policía de Liendo, la de Guriezo…”.

Coches estacionados a ambos lados de la carretera que va de Oriñón a Sonabia, lo mismo dentro de los pueblos, vehículos de todo aparcados en aceras, jardines, zonas verdes, entradas de garajes y puertas de viviendas, usuarios de autocaravanas que hacen sus necesidades en la calle, gente que accede a la playa con perros… Éste es el panorama que ha descrito Muñecas, que se ha referido también a “problemas de convivencia y discusiones con los vecinos que se generan, ya que los visitantes llegan con todos sus derechos y diciendo que vienen a quitarnos el hambre”.

Con todo esto, Muñecas se ha preguntado, entre otras cuestiones “qué pasa con la bandera azul que se ha concedido a la playa de Oriñón si no tiene los servicios y no cumple con los requisitos. No se ha colocado la plataforma de acceso a la playa ni las papeleras, con lo que los contenedores están a rebosar, con los problemas de olores que eso genera”.

Tampoco se ha colocado el gálibo para impedir el acceso de autocaravanas “que prometió el Ayuntamiento en la zona de Sonabia. El día 15 se cumple el plazo que dieron para instalarlo y no se sabe nada”.

Se ha preguntado si “éste es el turismo que vende Revilla y el que quiere el Ayuntamiento”. En este sentido, ha afirmado que “aquí entra en juego la Demarcación de Costas en muchos aspectos y se le tiene mucho miedo porque su solución es cerrar los accesos a los entornos que son de su competencia. Entre ellos, la mayor parte de zonas de aparcamiento”.

Muñecas es consciente de que “Oriñón necesita del turismo para subsistir y no estamos en contra de ello ni de las autocaravanas, pero con regulación y usando el sentido común”.