EL CAPITÁN DEL REGIMIENTO DE PONTONEROS DEL EJÉRCITO EXPLICA EL MOTIVO DEL ACCIDENTE DEL VIERNES QUE DEJÓ MATERIAL Y EMBARCACIONES A LA DERIVA

“LOS PONTONES ENCALLADOS EN LA COSTA SE RECUPERARÁN EN UNOS DÍAS EN COORDINACIÓN CON SALVAMENTO MARÍTIMO”

2204

El Capitán del Ejército de Tierra José Carlos Mur ha detallado en Castro Punto Radio lo acontecido el pasado viernes cuando, parte de la estructura del puerto flotante que el Regimiento de Pontoneros y Especialidades de Ingenieros número 12 estaba probando en Castro se desprendió, quedando a la deriva.

Como ha dicho, “como parte del ejercicio ‘Ancla 21’ estaban estipuladas una serie de pruebas de ese puerto flotante y el viernes correspondía hacer la de navegación final. Debido a una serie de condicionantes técnicos y la mala meteorología, la estructura quedó a la deriva y se optó porque el personal retornara a tierra. A partir de ahí, la estructura se desarmó y una serie de pontones quedaron en la costa”.

Lo más importante era poner a todas las personas a salvo y, en este sentido, “teníamos una serie de planes de contingencia que garantizaban la seguridad del personal y se aplicaron de manera satisfactoria, sin que haya que lamentar ningún tipo de daño personal”.

En cuanto al material, “tras una valoración inicial, ayer comenzamos las tareas de recuperación de los pontones que quedaron en la playa de Brazomar y, a lo largo de esta mañana, hemos completado esta tarea. La mayor parte de los pontones que quedan encallados están, junto a dos embarcaciones, en el Pocillo de Los Frailes. Otros tres en la parte occidental del parque de Cotolino y dos más en la zona de Mioño”. Ha pedido a la ciudadanía que “no se acerquen a ellos porque puede ser peligroso”.

Ahora “se realizará un estudio acerca de la manera más adecuada para afrontar las tareas de recuperación de estos pontones, que están en zonas de difícil acceso. Habrá que atender a condicionantes orográficos, meteorológicos y al estado de la mar para acometerlo con todos los niveles de seguridad”.

Como parte de ello “habrá que estudiar también cada pontón, de manera que algunos podrán se recuperados y otros desechados. Las embarcaciones, en un principio, se estima que tendrán que ser desechadas”, aunque ha insistido en que “hay que hacer ese estudio previo”.

Independientemente de lo que ha ocurrido, “recopilaremos una serie de datos que servirán para hacer estudios técnicos posteriores sobre la estructura”.

La mayor parte del personal desplegado en Castro regresará mañana a la base en Zaragoza “y quedará un pequeño retén para seguir controlando y estar al tanto si hubiera alguna variación en los pontones y embarcaciones que están encallados. En una fecha que no hemos determinado aún, se desplegara personal para iniciar los trabajos de recuperación, en coordinación con Salvamento Marítimo”.