CARRERAS ILEGALES, TROMPOS Y DERRAPES SE SUCEDEN EN LA CARRETERA QUE UNE EL POLÍGONO DE VALLEGÓN CON SANTULLÁN

330

Trompos en Rotonda Momeñe (1) Trompos en Rotonda Momeñe (3)

20 SEPTIEMBRE 2016 /

Carreras ilegales, trompos, derrapes y música a todo volumen a cualquier hora y cualquier día de la semana. Esto es lo que tienen que soportar los vecinos que viven en la zona de Momeñe (Sámano) y los que tienen sus viviendas cerca del túnel de Santullán. Y es que hay un grupo de chavales que usan las calles del interior del polígono de Vallegón, el parking y la recta que une Momeñe con Santullán (incluidas las dos rotondas) como pista de carreras, lo que tiene preocupados y, a la vez, hartos a los residentes de la zona.

Castro Punto Radio ya puso el acenso hace un año sobre esta situación, que comenzaba a darse en las calles recién asfaltadas del polígono. Ahora el problema se ha acrecentado y extendido a esa recta entre el polígono y Santullán. Así lo ha asegurado un vecino de Momeñe, Paco Urrutia, cansado de aguantar que “estos chavales vayan a hacer el loco a cualquier hora y les da lo mismo que haya peatones o no, se ríen de todo”.

En varias ocasiones ha llamado a la Policía Local pero, “con decirte que no pueden estar en todos los sitio y que cuando los cogen los denuncian, está solucionada la cosa. Hasta que suceda un día una desgracia porque por allí hay una parada de autobús, críos en bicicleta o gente corriendo”, lamenta. También es cierto que “si llamas, para cuando suben, esos coches ya se han ido”.

Por eso, este vecino entiende que hay que tomar alguna medida para que esas carreras no se puedan desarrollar. Paco plantea un radar o bandas sonoras, por ejemplo. Elementos que ayudarían también a ralentizar la velocidad a la que circulan otro tipo de vehículos, ya que, según este vecino, “coches, autobuses y camiones pasan por allí bastante rápido, superando el límite establecido”.

No se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento porque cree que no va a recibir respuesta. Como ha contado, “hace igual tres años hice un escrito al Consistorio para que pusieran bandas y hoy es el día que no tengo contestación. El Ayuntamiento de lo único que se encarga es de cobrar pero, a la hora de la verdad, nada”, ha dicho.

Está desesperado y reconoce que no sabe qué hacer porque “es luchar contra corriente. Vayas donde vayas, te van a dar buenas palabras y luego van a hacer lo que les dé la gana”.

En las imágenes, marcas dejadas por los derrapes en una de las rotondas.