CASTRO ACOGE EN JUNIO TRES CONFERENCIAS RELACIONADAS CON EL MUNDO DE LA MAR DENTRO DE LOS CURSOS DE VERANO DE LA UNIVERSIDAD

SE HABLARÁ DE ‘GASTRONOMÍA MARINERA’, ‘EMPRENDIMIENTO FEMENINO Y TURISMO MARINERO’ Y ‘ESPACIO AZUL Y SOSTENIBILIDAD’

221

El Centro Cultural La Residencia acoge, del 22 al 30 de junio, tres conferencias dentro de las actividades culturales de los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria. Todas ellas ligadas al mundo de la mar “teniendo en cuenta que estamos hablando de un municipio tradicionalmente marinero”. Así lo ha señalado en Castro Punto Radio Raquel Gómez, directora del Área de Cursos de Extensión Universitaria de la Universidad de Cantabria.

Ha añadido que “las conferencias mezclarán cuestiones tradicionales con asuntos de más actualidad”.

La primera se desarrollará el 22 de junio bajo el título ‘Gastronomía Marinera’. El ponente será el conocido cocinero cántabro Sergio Bastard Comas.

El 29 de junio, Iria Caamaño Franco, profesora de la Universidad de A Coruña, hablará de ‘Emprendimiento femenino y turismo marinero: prácticas innovadoras en la costa gallega’.

Por último, el 30 de junio, Juan José González Trueba, profesor de la Universidad de Cantabria, abordará el ‘Espacio azul y sostenibilidad: redescubriendo el valor de la mar’.

Las conferencias se celebran de 7 a 8 de la tarde, son gratuitas y abiertas a todos los públicos hasta completar el aforo, que vendrá marcado por la situación en la que se encuentre Castro, dentro del ‘Semáforo Covid’ que actualiza semanalmente el Gobierno de Cantabria. “No hace falta inscripción previa e irá entrando la gente a medida que vaya viniendo y hasta completar dicho aforo. Siempre con distancia de seguridad, uso de mascarilla y gel hidroalcohólico”.

Hace años que no se organizan en Castro Cursos de la Universidad de Cantabria y hemos preguntado a Gómez el motivo. Ha dicho que “tuvimos que tomar la decisión porque, cuando se pusieron en marcha los últimos, nos costó mucho sacarlos adelante porque hubo pocas inscripciones”. En este caso se trata de cursos que tienen un coste. “Parece que  los castreños se decantan más por actividades culturales y no tanto por cursos monográficos y de ahí que nos decantáramos por ese camino”.