CASTRO URDIALES ES EL MUNICIPIO DE CANTABRIA CON EL PRECIO DE LA VIVIENDA MÁS ALTO

5136

Castro aerea 1

30 NOVIEMBRE 2015 /

Castro Urdiales, con 2.065 euros el metro cuadrado, es el municipio de la región más caro en precio de la vivienda.

Así lo ha dado a conocer hoy el Gobierno de Cantabria en la primera reunión del Observatorio de la Vivienda y Suelo de Cantabria de la actual legislatura.

Los precios más altos de la vivienda en los municipios con población superior a 10.000 habitantes están en Castro Urdiales (2.065 euros/m2), Laredo (1.970 euros/m2) y Santander (1.953 euros/m2). Los más bajos, en Los Corrales de Buelna (1.065 euros/m2) y Torrelavega (1.239 euros/m2).

Entre el resto de municipios destacan Ribamontán al Mar con 2.280 euros/m2, Noja con 1.841 euros/m2, Miengo con 1.688 euros/m2 y Comillas con 1.640 euros/m2. Todos ellos son municipios turísticos.

La reunión, presidida por el consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, ha contado con la asistencia de representantes de CEOE-CEPYME; las entidades financieras de Cantabria; la Plataforma Afectados Hipoteca (PAH), el Colegio de Arquitectos; UGT; CCOO y la Red Cántabra contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN). Por parte de la Consejería han estado presentes el director general de Vivienda, Francisco Gómez Blanco; el gerente de Gesvican, José Orruela y técnicos de ambos departamentos.

En el transcurso de la reunión Mazón ha presentado la página web del Observatorio: http://www.observatoriovivienda.cantabria.es/; el primer estudio elaborado sobre el mercado de la vivienda de Cantabria, realizado por la Dirección General de Vivienda, en colaboración con Gesvican, y el informe de la evolución del Plan Estatal de Vivienda 2013-2016.

En cuanto al estudio del mercado de compraventa y alquiler de viviendas libres en Cantabria, se ha certificado que el 65,32% de las viviendas principales, se sitúan en los municipios con población superior a 10.000 habitantes y el 44,35% en Santander y su área de influencia. Por lo tanto, la población residente en Cantabria puede afirmarse que mayoritariamente se concentra en torno a Santander, Torrelavega y Castro Urdiales.

La segunda residencia tiene un peso específico importante en Cantabria y con un 21% se sitúa muy por encima de la media nacional estimada en un 14,6% con los datos del año 2011.

Las mayores concentraciones de segunda residencia se encuentran en la costa oriental de Cantabria, en concreto en los municipios de Noja, Argoños, Laredo o Castro Urdiales.

La mayor concentración de vivienda vacía se encuentra en los municipios de Santander (10.742), Torrelavega (3.757), Castro Urdiales (3.364) y Piélagos (2.014).

El porcentaje de vivienda vacía es muy elevado en Cantabria debido principalmente al crecimiento experimentado en la última década

Los municipios con una antigüedad superior se encuentran en los valles interiores de Cantabria.

El segundo capítulo analiza la demanda de vivienda a través del perfil del demandante. En el caso de la vivienda principal, a través del estudio de los hogares, régimen de tenencia de la vivienda y capacidad de endeudamiento del demandante en Cantabria, realizando una aproximación al precio que una familia media podría llegar a pagar por una vivienda.

El mayor número de hogares se localiza en las ciudades de mayor tamaño. Santander, único municipio con más de 100.000 habitantes, acoge a 73.395 hogares, lo que representa el 31% del total de los hogares de Cantabria. Si se analizan las cifras de población se verá que el municipio más dinámico es Castro Urdiales, seguido de Piélagos, Camargo, Bezana y El Astillero

Las familias cántabras muestran una clara preferencia por la propiedad a la hora a optar por su vivienda. La abrumadora mayoría, un 81% de las viviendas principales, lo son en régimen de propiedad, quedando el alquiler para un 10% de los hogares.

Si se estudia la capacidad de endeudamiento global de un hogar medio en Cantabria, se verá que el gasto anual en vivienda no debería superar los 8.463 euros, que mensualmente supone 705 euros.

El tercer capítulo analiza el precio de la vivienda, en régimen de alquiler y venta, y el stock de vivienda a la venta.

Los valores del precio de la vivienda se han obtenido a partir de datos del Ministerio de Fomento, estadística del Notario y precios de venta recogidos en los principales portales inmobiliarios de internet: PISOS, IDEALISTA y FOTOCASA.

Existe un desfase evidente entre los precios de venta que fija el propietario y los que está dispuesto a pagar el comprador, y que tienen su reflejo en las cantidades que finalmente figuran en las escrituras de compraventa.

Las diferencias entre el precio de venta y de compra varían entre el 35 y el 45%. El valor de tasación se mantiene equidistante entre ambas. La disminución del precio ha sido menor en el caso del valor de tasación, con una bajada en el entorno del 15%. La rebaja del precio de venta se sitúa en torno al 30% y la rebaja del precio de compra en el 20%. La tendencia muestra una lenta, pero progresiva convergencia.

En este estudio sobre vivienda realizado por el Gobierno de Cantabria se recogen aspectos de la evolución de compraventa de viviendas.

El peor año registrado ha sido el 2013 con 3.133 viviendas vendidas, repuntando el 2014 con un 21% más de ventas en lo que viene a ser el primer año de crecimiento de las ventas. El año 2015 continúa con la evolución alcista con 2.040 viviendas vendidas en los dos primeros trimestres. De continuar esta tendencia, podría considerarse que el año 2013 el mercado tocó fondo y comienza la recuperación.

En el año 2014, 61,42 % de las viviendas vendidas eran usadas.
El despegue de las ventas se ha producido en Santander, y el resto mantiene una situación similar de estabilidad

Por último, el informe muestra conclusiones como previsiones del mercado:

Todos los indicadores muestran que se ha tocado suelo en el mercado de la vivienda.

Los precios parecen estabilizarse y la compra venta de viviendas empieza a remontar tímidamente. El valor de tasación de las viviendas sigue situándose un 15% por encima del valor de compra, lo que puede considerarse una anomalía del mercado que sería necesario corregir.

La vivienda nueva es casi inexistente en algunas localidades como Santander, pero es un lastre del mercado en zonas donde ya no existe demanda.

Las zonas turísticas tienen poca oferta de alquiler, lo que muestra claramente que Cantabria es destino preferente para las segundas residencias.