COMIENZA EL TRÁMITE ADMINISTRATIVO QUE DESEMBOCARÁ EN EL INICIO DE LAS OBRAS DEL CARGADERO DE DÍCIDO

406

Tal y como anunció esta semana el vicepresidente del Gobierno de Cantabria, la Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte ha publicado la licitación de la redacción del Proyecto de Restauración y Conservación Integral del Cargadero de Dícido, en Mioño.

El importe del contrato asciende a 61.020 antes de IVA, en total 73.835 euros.

El plazo de ejecución del proyecto es de seis meses y el de presentación de las ofertas está abierto hasta el 29 de enero a las 13 horas en la sede de la Consejería Delegada de la Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte, en la calle Gamazo s/n, de Santander (CP 39004).

Los objetivos del proyecto a redactar, según el Pliego de condiciones técnicas, son los siguientes:

1.- Conseguir una adecuada restauración de la estructura respetando su tipología y atendiendo a su historia, la forma en que fue proyectada y construida en relación a su época y su uso. Las partes de la estructura que no sea necesario sustituir deberán ser tratadas convenientemente para asegurar su máxima durabilidad y las que sea necesario sustituir deberán adecuarse a las originales tanto en forma como en material, teniendo en cuenta las posibilidades técnicas actuales e igualmente persiguiendo el objetivo de la máxima durabilidad.

2.- Según la tipología y el uso para el que fue construida la estructura, el proyectista deberá tener en cuenta el futuro uso que se pueda dar al bien. En ese sentido, junto con la Administración contratante se decidirán las posibilidades: accesos, áreas visitables y número permitido de visitantes (si fuera posible), condiciones meteorológicas o de otro tipo que aconsejen impedir el acceso. El proyecto, además de la propia rehabilitación estructural, incluirá todas las partidas necesarias para que el bien pueda ser destinado a su nuevo uso.

3.- Estudiar y diseñar una correcta adaptación del acceso actual, incluidos los túneles, para que el Bien pueda ser visitado en condiciones de seguridad y accesibilidad universal si así se decidiera o, al menos, permita las labores de inspección y mantenimiento con facilidad.

4.- Diseñar un plan de mantenimiento adecuado a la estructura y al medio natural en el que está emplazada. Se deberá conseguir un adecuado balance técnico y económico entre el tratamiento inicial y los mantenimientos futuros.

5.- Dado que el bien a restaurar se ubica en un emplazamiento marino con difícil acceso, el proyecto tendrá muy en cuenta los medios necesarios y el procedimiento constructivo adecuado para que el proyecto pueda ser ejecutado en condiciones de seguridad y respeto medioambiental, en un plazo razonable y con un presupuesto adecuado.