EL CONCEJAL DE CASTROVERDE EXPLICA POR QUÉ LA OPOSICIÓN HA VOTADO EN CONTRA DE DEBATIR LA SOLICITUD DEL ICASS DE CAMBIO DE USO DE LA PARCELA DEL CENTRO DE DÍA

EDUARDO AMOR SEÑALA QUE "SE HA PARALIZADO UN NUEVO INTENTO DE LA ALCALDESA DE LAVAR SU IMAGEN"

887

El concejal de CastroVerde, Eduardo Amor, ha explicado en Castro Punto Radio los motivos por los que, tanto su partido como el resto de la oposición, han votado en contra de la inclusión en el orden del día del pleno del punto relativo a la solicitud del ICASS para el cambio de uso de la parcela en la que se ubica en Centro de Día.

En primer lugar, ha dicho que “se ha paralizado un nuevo intento de la alcaldesa de lavar su imagen como colaboradora en todos los problemas surgidos en torno al centro de día”.

Ha dejado claro que “la solicitud del ICASS queda rechazada de facto por silencio administrativo. No era necesario llevarlo a pleno, pero hacerlo tenía esa connotación de darle publicidad a la alcaldesa”.

Además, “Susana Herrán trata de llevar a pleno el punto para desestimar la solicitud del ICASS cuando es la misma que estuvo en la famosa rueda de prensa en la que se vendieron las bondades del proyecto para ubicar en el edificio una residencia de mayores”.

Se ha referido Amor, por otro lado, al hecho de que “hace un mes ya se votó y aprobó por unanimidad una moción de todos los partidos de la oposición y Ciudadanos en la que se acordaba no ceder la parcela para otros usos que no fueran centro de día si no se garantizaba la continuidad del servicio a partir del 31 de diciembre”. Ha insistido en que “lo de hoy era una puesta en escena de la alcaldesa”.

También consideran desde la oposición que “meter más presión y confrontación con el ICASS puede entorpecer las negociaciones actuales. Hay que esperar al 1 de enero para tomar una decisión sobre la parcela”.

Se ha quejado también de que “la alcaldesa anunció el jueves que iba a llevar este punto al pleno de hoy y, habiéndose celebrado ese día dos comisiones informativas, no se nos mencionó este asunto, en una nueva falta de respeto a la oposición”.

Para terminar, ha hecho alusión a las afirmaciones de Susana Herrán de que se enteró que el contrato de gestión del centro terminaba el 31 de diciembre 15 minutos antes de dar la rueda de prensa sobre el proyecto de obras en el edificio el 10 de noviembre. “El 4 de noviembre llegó a Alcaldía por correo electrónico la petición del ICASS  de cambio de uso de la parcela. Por tanto, la alcaldesa sabía que algo se quería hacer. En el documento se mencionaba una frase que, cuanto menos, debería haber levantado suspicacias. Señala que la planta baja se mantendría como centro de día una vez acabadas las obras. Esto ya apuntaba que algo estaba pasando y no se le ocurrió preguntarse qué sucedía antes de esas obras”.