EL CONCEJAL DE HACIENDA DEFIENDE QUE “ESTUDIAR, UNO POR UNO, EL CASO DE CADA FAMILIA HARÍA INVIABLE E INEFICAZ EL BONO ESCOLAR”

PABLO ANTUÑANO HA DETALLADO EL FUNCIONAMIENTO DE ESTA CAMPAÑA QUE "SE PONDRÁ EN MARCHA A FINALES DE AGOSTO O PRINCIPIOS DE SEPTIEMBRE"

780

El concejal de Hacienda, Pablo Antuñano, ha hablado también en Castro Punto Radio sobre los trámites para poner en marcha el ‘Bono escolar’. Sobre las críticas de algunas formaciones políticas que hablan de injusticia porque se vayan a repartir 40 euros por padre o madre empadronado, independientemente del número de hijos, ha defendido que “la complejidad de tener que estudiar cada casuística concreta, una por una, haría del todo inviable este proyecto y estamos hablando de que el objetivo es que el dinero llegue a las familias castreñas y que lo haga antes de que comience el nuevo curso escolar”.

En este punto, ha señalado que, en base a los estudios que se han realizado del padrón,  “casi el 90% de las familias castreñas están conformadas por un padre y una madre con uno o dos hijos”.

Ha añadido que, “más allá de calificar la medida de injusta, lo que hay que ver es el beneficio para las familias y también para el comercio local, en el que se gastará ese dinero”.

Del mismo modo, “estudiar el nivel de renta de cada familia supondría un papeleo que complicaría la agilidad de las tramitaciones y la medida sería ineficaz porque, ante todo ese trámite tedioso, muchas familias desistirían de solicitar el bono”.

Al margen de esta cuestión, Antuñano ha dado todos los detalles sobre el funcionamiento de esta campaña que, “se pondrá en marcha a finales de agosto, principios de septiembre”.

Serán 40 euros por padre o madre empadronados con hijos entre los 6 y los 17 años. Contarán con cuatro bonos de 10 euros que se podrán descargar de una página web, con el mismo funcionamiento que los bonos comercio. La diferencia en este caso es que “no estarán obligados a gastar más que el importe de los bonos”. Serán importes a invertir en las librerías o papelerías que se adquieran a la campaña y que tienen que tener su domicilio fiscal en Castro. Podrán comprar “material fungible, no libros de texto porque para ello ya existen los bancos de libros”.