CONSERVERA LA CASTREÑA EXPONE SUS PRODUCTOS EN EL SALÓN INTERNACIONAL DEL CLUB GOURMETS EN MADRID

239

El recinto ferial IFEMA de Madrid acoge hasta mañana 21 de octubre la 34ª edición del Salón Internacional del Club de Gourmets, con la participación de más 1.500 expositores de todo el mundo que exhiben alrededor de 37.000 productos con más de 1.300 novedades.

Entre los 17 productores de Cantabria presentes en la cita se encuentra Conservera La Castreña, recién llegada de la Feria de Colonia, en Alemania. Su responsable, María Gil, nos contaba desde la capital de España que este año “había que estar” tras el parón provocado por la pandemia del coronavirus, para continuar con su filosofía de participar en las ferias y citas más importantes del sector, tanto en España como en el resto del mundo.

En el caso de los representantes españoles, explicaba que “casi todos venimos bajo el paraguas de nuestra comunidad autónoma o provincia”. La Castreña está instalada en el stand del gobierno regional, de 204 metros cuadrados dispuesto en dos islas: una, para que las 17 empresas agroalimentarias de la región muestren sus productos en una zona del Salón donde predominan stands internacionales, y otro, para servicios generales con zona de información, sala común de entrevistas, pequeño office de apoyo y almacén general para atender a los expositores.

En este Salón Internacional del Club de Gourmets, la conservera de nuestro municipio está presentando sus productos estrella como las anchoas, el bonito del norte y su línea ecológica, cada vez más demandada según señalaba María Gil.

En estos días se prevé la asistencia de más de 70.000 personas con un volumen de negocio que superará los 150 millones de euros y la presencia de cien importadores procedentes de 18 países que han sido invitados para contribuir al desarrollo comercial del Salón. Nuestra protagonista aseguraba que este tipo de eventos “abre muchas puertas” para la comercialización de sus productos. Actualmente, además de los mercados tradicionales que ya conocen y valoran la calidad de estas conservas, emergen varios países asiáticos que ya se están interesando por adquirirlas.