COSTAS DEJA CLARO QUE “NO ESTÁ PREVISTO” QUE EL MILLÓN DE EUROS CONSIGNADO PARA DEMOLER EL MIRAMAR “VAYA A OTRO DESTINO QUE NO SEA ÉSE”

144

Hotel Miramar cerrado con tablas

20 OCTUBRE 2016 /

El responsable de la Demarcación de Costas en Cantabria, José Antonio Osorio, ha dejado claro en Castro Punto Radio que “no está previsto, en este momento”, que la inversión de un millón de euros prevista para la indemnización a la familia propietaria y la demolición del Hotel Miramar, “pudiera ir a otro destino que no fuera ése”. Costas no se cierra a estudiar las posibles propuestas que pudieran llegar desde el Ayuntamiento en cuanto a la financiación para buscar otros usos al edificio pero, a día de hoy, “la obra tendría sentido desde el punto de vista de la financiación, en demoler un inmueble cuyos usos no son compatibles con la Ley y que ocupa una zona de playa que podría devolverse a los usos de los ciudadanos”.

La situación con respecto al Miramar “no ha cambiado” desde hace un tiempo. Osorio ha recordado cómo en el año 2008 se declaró la caducidad del título concesional que amparaba la ocupación del dominio público de parte del edificio y, además, la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar dictó resolución de demolición. En cumplimiento de esa resolución, “se redactó el proyecto de derribo, que conllevaba un expediente de expropiación de una parte del edificio, que no estaba en el dominio público marítimo terrestre, para poder acometer la demolición total. Por parte de los titulares de ese inmueble, se entabló un contenciosos administrativo en contra que ya está, en principio resuelto, y estamos pendientes de que nuestra Dirección General tramite el expediente que permita la licitación de esos trabajos”.

Con todo, Osorio ha insistido en que “el proyecto cumple el objetivo de recuperar esa zona de playa ocupada al dominio público marítimo terrestre”. Precisamente por eso, si no se demoliera el edificio y no se cumpliera el objetivo por el que se redactó el proyecto, “el dinero irían, en principio, a otra inversión similar en otra actuación que fuera más del orden de la competencia de este organismo. Nosotros el dinero lo tenemos destinado para la demolición y recuperación de la zona y, si lo que hay es un uso que es compatible con la legislación, el promotor de ese uso es el que debiera acometer los gastos que supongan la reconversión del edificio actual a los nuevos usos”.

Sin dejar de estudiar posibles propuestas, “la premisa es que, a lo mejor, ese dinero se puede destinar a la recuperación del dominio público en otra zona que lo requiera. Hay otros puntos del litoral de España que requieran actuaciones que se podrían abordar con ese millón de euros”, ha insistido Osorio.

El responsable de la Demarcación de Costas en Cantabria es partidario del “diálogo entre administraciones” para llegar a posibles acuerdos en algo “que defendemos todos y que es la mejora del litoral”. La propuesta que se pueda presentar desde el Ayuntamiento “será estudiada y estamos dispuestos a escuchar y, a partir de ahí, trabajar”.

Como dijo ayer en Castro Punto Radio el alcalde, desde el Consistorio se apostaría por destinar el edificio a balneario con tratamientos de talasoterapia. Un uso que “estaría permitido por la Ley”, siempre que no conllevara ningún tipo de hospedaje, teniendo en cuenta que se “prohíbe, entre otras cosas, la existencia de viviendas dedicadas a residencia o habitación dentro del dominio público o de los terrenos colindantes sometidos a servidumbre de protección”.

Las ocupaciones tienen que ser conformes a la legislación, además de que el proyecto se sometería a información pública y a informes de otros organismos que tienen competencias sobre el litoral”.

Los procedimientos judiciales llevados a cabo en todo este asunto del Hotel Miramar “han tenido paralizado el expediente de demolición durante pero, el tiempo pasado empieza a ser demasiado y una solución u otra debería tomarse”, ha dicho Osorio. En cualquier caso, de momento, lo que está claro es que el millón de euros de Costas está consignado para la demolición del Miramar y la indemnización a la familia.

CARGADERO DE DÍCIDO

Al margen de este asunto, y tras el anuncio del alcalde de que ya se está en disposición de celebrar la mesa técnica entre Gobierno de Cantabria, Costas y Ayuntamiento para empezar a tratar las medidas que pudieran llevarse a cabo para salvar el cargadero de mineral de Dícido, Osorio ha reiterado el compromiso de Costas para colaborar con este asunto.