CREATECTURA, LA PLATAFORMA INTERNACIONAL FUNDADA POR LA ARQUITECTA CASTREÑA IRENE FERNÁNEZ ÁLVAREZ

EL PROYECTO, QUE TRABAJA CON 15 PAÍSES, OFRECE UN PERFIL LÚDICO, SOSTENIBLE Y DIVERSO DEL DISEÑO PARA LOS ESPACIOS ESCOLARES

870

La arquitecta castreña Irene Fernández Álvarez es la fundadora de la plataforma Createctura, cuyo objetivo es promover la innovación pedagógica a través del diseño, las artes, el juego y la creación. A lo largo de la última década el proyecto se ha nutrido de la colaboración de numerosos profesionales del ámbito creativo que han formado un equipo multidisciplinar.

Createctura investiga e innova en el ámbito pedagógico a través del diseño de espacios, la integración artística y el desarrollo de la creatividad en todo tipo de contextos escolares, culturales y artísticos en el ámbito internacional.

Nuestra protagonista, que también es su coordinadora nacional e internacional y responsable de su delegación en Cantabria, explicaba en Castro Punto Radio que esta iniciativa nació del mundo del diseño y la arquitectura. “Muchos arquitectos de mi generación estamos trabajando en otros ámbitos, haciendo proyectos diferentes. Todavía hay muchos apriorismos en el mundo del aprendizaje y el diseño de cómo debe ser un espacio pedagógico, un aula o un colegio. Y en cambio es algo que puede transformar completamente cómo nos sentimos en un espacio y cómo aprendemos”.

Irene Fernández aseguraba que “estamos en un momento apasionante en la pedagogía. En muchos centros seguimos viendo esa escenografía clásica de los pupitres verdes en filas. Y al mismo tiempo existen multitud de proyectos que hacen las cosas de maneras totalmente diferentes”.

Createctura aplica estrategias “que vienen del campo de las artes audiovisuales, como composiciones efímeras o paisajes lúdicos. Es un intento de romper con todos esos “a priori” que nos atrapan, incluso a los maestros, porque nos cuesta mucho cuestionar lo que estamos acostumbrados a dar por hecho”.

La visión que los propios estudiantes tienen de su entorno también es importante y se tiene muy en cuenta. De hecho, llevan casi diez años observando a miles de niños en diferentes contextos y varios países, “y con este acompañamiento hemos aprendido todo de ellos”.

El proyecto trabaja con profesionales de 15 países de Europa, América Latina, Estados Unidos y Australia entre otros. Una gran diversidad, pero hay modelos que son perfectamente compatibles a pesar de las diferencias de costumbres, actitudes o idiomas.

Createctura también ha presentado una propuesta al certamen Ecólatras, en el ámbito del reciclaje de materiales. “Con todo lo que tenemos alrededor podemos hacer millones de cosas y desgraciadamente aún hay mucho que se tira”, señalaba Irene Fernández, incidiendo en la infinidad de posibilidades que ofrecen estos elementos además de aportar sostenibilidad y ahorro económico, ya que los presupuestos son mucho más accesibles. Y la infancia “se beneficia muchísimo de ello. Hay muchos niños que viven en entornos urbanos y están perdiendo esa manera de jugar con cosas naturales o no estructuradas, como la caja de un juguete”. Algo que varias generaciones hemos disfrutado, dejando el juguete en un rincón y convirtiendo su caja en cualquier cosa que saliera de nuestra imaginación.