DETENIDA UNA VECINA DE CASTRO URDIALES POR CONSTRUIR UNA INSTALACIÓN PREPARADA PARA 2.300 PLANTAS DE MARIHUANA

LA PLANTACIÓN DESMANTELADA SE ENCONTRABA EN EL MUNICIPIO DE SANTA MARÍA DE CAYÓN

2917

La Guardia Civil de Cantabria ha desmantelado una sofisticada infraestructura para el cultivo hidropónico de la marihuana, que se encontraba instalada en una cabaña de la localidad de La Abadilla de Cayón, según indica el cuerpo armado en un comunicado.

La instalación estaba preparada para el cultivo de casi 2.300 plantas de marihuana, calculando que sus responsables han invertido unos 100.000 euros.

La Guardia Civil de Santa María de Cayón ha procedido a la detención de una mujer de 30 años, vecina de Castro Urdiales, y un hombre de 54 años de edad, como presuntos autores del cultivo de la marihuana en grado de tentativa.

La Guardia Civil fue alertada la tarde del pasado 27 de diciembre por el incendio de una cabaña en una zona aislada de La Abadilla de Cayón. Al lugar se desplazaron bomberos del servicio 112 Cantabria, sofocando el incendio producido en la parte superior de la cuadra.

En la posterior inspección al lugar, los agentes pudieron observar que en su interior estaba instalada una sofisticada infraestructura para albergar una importante plantación de marihuana. En concreto, la plantación se encontraba en la parte superior de la cuadra, afectada por el incendio, en su parte inferior, así como en otra edificación independiente de la cabaña.

Estaba alimentada por un grupo electrógeno, no descartando que la causa del incendio estuviera relacionada con el mismo.

Tras diferentes indagaciones, la Guardia Civil averiguó que la cabaña estaba alquilada, y que los responsables de la plantación serían una mujer vecina de Castro Urdiales, y un hombre que podía residir en la parte habitable de la cabaña.

La instalación desmantelada estaba preparada para el cultivo hidropónico de la marihuana, es decir, un cultivo sin tierra, que utiliza el agua como medio principal al que se le añaden todos los nutrientes para el crecimiento de las plantas.

La infraestructura, carente aun de plantas, contaba con un sistema de ventilación para impedir la salida de olores al exterior, una compleja instalación eléctrica con más de 180 lámparas, sistema de riego para plantaciones hidropónicas, y semilleros donde crecerían las plantas de marihuana, calculándose que podían haber obtenido en cada cosecha unas 2.300 plantas.

Los agentes calculan que la inversión inicial para la instalación de esta importante plantación ronda los 100.000 euros, si bien, en tan solo un año, podrían haber cubierto lo invertido y obtener ganancias que duplicarían dicha inversión.

El día siguiente al incendio, la Guardia Civil realizó un registro en la parte habitable de la cabaña, donde encontraron casi 400 gramos de cogollos de marihuana, una pequeña bolsa con un contenido que no se descarta que sea speed, así como una agenda con anotaciones.

Finalmente, en la mañana del 30 de diciembre se procedió a la detención de la reseñada mujer y el hombre, como presuntos responsables de un cultivo de drogas en grado de tentativa.

Imagen de la infraestructura en la parte no afectada por el fuego.