EL AYUNTAMIENTO DE CASTRO DEBERÁ PAGAR A LA EMPRESA CENAVI 701.000 EUROS POR LAS OBRAS DEL CASTILLO-FARO

167

Castillo Faro

16 FEBRERO 2017 /

El Juzgado de lo Contencioso Número 2 de Santander ha emitido un auto en el que requiere al Ayuntamiento de Castro que proceda al pago de 701.123 euros a la empresa Cenavi en concepto de liquidación de las obras de rehabilitación que la constructora llevó a cabo en el Castillo Faro. Trabajos adjudicados en el año 2001, pero que estuvieron paralizados entre 2004 y 2008 a consecuencia de los desacuerdos políticos del Pleno castreño.

Recordamos que, en diciembre del año 2015, ya se condenó al Consistorio a pagar 399.436,38 euros a la empresa. Tras ese fallo, Cenavi solicitó al Juzgado un “complemento” de la sentencia. Es decir, que se añadieran a esos 399.436 euros, tanto el IVA como el beneficio industrial y los gastos generales. Ahora, el Juzgado le recuerda al Ayuntamiento que había previsto incluir el dinero en el presupuesto de 2016 (que no se aprobó) y que la fecha estimada de pago era el 30 de diciembre de 2016, “sin que a fecha de hoy se haya comunicado nada al respecto”.

Asimismo, concede al Consistorio dos meses para que proceda al pago.

Toda esta problemática, gira en torno al tiempo que estuvo en suspenso la rehabilitación del Castillo-Faro. La constructora tuvo que llevar a cabo las reparaciones necesarias y sufragar así los daños producidos a consecuencia del periodo en que el proyecto estuvo estancado.

Presentó la rehabilitación en abril de 2008 y la liquidación final, tras subsanar diferentes problemas y acometer obras de reparación adicionales, en septiembre de 2009, por importe de 844.521 euros

El Ayuntamiento se opuso y alegó que, tras la conclusión de los trabajos, el arquitecto realizó un informe que aducía que existían 49.072 euros sin justificar, además de partidas indebidamente desglosadas y sin explicar, lo que impedía comprobar si los precios iban acordes al mercado. A más, el Consistorio afirmaba que había sobrecostes y proponía pagar 68.974 euros.

Finalmente se concedieron, en 2015 esos 399.436 euros y ahora 701.123, tras haberle añadido diferentes conceptos, como el IVA, que reclamaba la empresa.