EL EQUIPO DE GOBIERNO RECONOCE QUE LAS CONCESIONES NO SE HAN GESTIONADO BIEN DURANTE AÑOS

257

Kiosko de Marquitos desmontado

9 MARZO 2016 /

Tras la retirada de La Plazuela del ‘quiosco de Marquitos’ y después de que la familia propietaria de la instalación explicara ayer los motivos por los que han decidido retirarla, la concejala de Comunicación, Elena García, ha hablado del asunto en Castro Punto Radio.

Recordamos que Isabel González Sisniega detallaba ayer los meses de trámites infructuosos con el Ayuntamiento para conseguir los permisos necesarios y poder gestionar este quiosco, propiedad de su prima. La concejala ha asumido la parte del culpa del Ayuntamiento en cuanto a que “la Administración local no ha tenido rapidez y agilidad”, al tiempo que ha reconocido que, “en algunos aspectos, no funciona como nos gustaría”. Ha explicado que CastroVerde se presentó a las elecciones, entre otras cosas, “para mejorar cosas como éstas y en ello estamos, pero hay mucho trabajo por hacer, por ejemplo, en materia organizativa y de recursos humanos que, a veces, no son los suficientes”.

En cuanto a las concesiones, las hay de distinto tipo, siendo la relacionada con el ‘quiosco de Marquitos’ de las que se entienden como permanentes y se concede para bastante tiempo, teniendo en cuenta que el concesionario hace una inversión para la construcción de la instalación”. Pese a todo, en el caso de este quiosco, que empezó a operar en los 80, se dio permiso para 5 años, cosa que, como dijo la familia, no supieron hasta hace unos dos años. Aún así, han estado pagando la correspondiente tasa hasta enero de este año.

La concejala de CastroVerde ha explicado que “las concesiones no se han gestionado adecuadamente durante años y es algo que deberemos acometer” pero ha afirmado que “pese a estar cerrado desde 2013, se seguía ocupando suelo público y el Ayuntamiento gira la tasa. La familia podría no haber pagado si hubiera renunciado a la concesión pero creo que igual no lo hicieron porque su intención era seguir con ella a través de un familiar”.

En el equipo de Gobierno “somos conscientes de que las cosas no se han hecho bien, pero nosotros no podemos decir: pues seguimos haciéndolas así. Si los técnicos dicen que hay que sacarlo a concurso hay que hacerlo. La voluntad política de que esas personas u otras puedan tener un puesto de trabajo la tenemos, pero una cosas es que queramos que se saque el concurso, y otra que se haya podido hacer administrativamente hablando”.

Isabel González Sisniega contaba ayer cómo había mantenido varias conversaciones con políticos y técnicos recibiendo respuestas diferentes. A este respecto, Elena García está segura de que desde el equipo de Gobierno “siempre se le ha dicho que tendría que ir a concurso”.

Entiende la parte humana y personal del asunto y “es algo que nos duele a todos pero la situación ha sido ésta”. Se ha lamentado y espera “que podamos reconducir la gestión de este tipo de concesiones, pero nos estamos encontrando con diferentes frentes en los que durante años no se han hecho correctamente las cosas”.

García ha diferenciado este tipo de concesiones de otros permisos para instalaciones que se entienden no permanentes, es decir, “que se pueden mover en cualquier momento, como el camión de la churrería de Amestoy”, que requieren de una autorización pero no tienen que salir a concurso. Si hay más de una petición, se aplican unos criterios pero no hay subasta pública”.