FAPA “ACATA” LA DECISIÓN DE SUSPENDER LA SEMANA DE VACACIONES, PERO CRITICA “LA PRECIPITACIÓN”

EL COLECTIVO TIENE LA SENSACIÓN DE QUE “TRATAN DE GANAR UNA SEMANA LECTIVA PORQUE QUIZÁ DESPUÉS TOMEN MEDIDAS MÁS DRÁSTICAS”

220

Leticia Cardenal, presidenta de la FAPA Cantabria (Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos) ha opinado en Castro Punto Radio sobre la decisión del Gobierno de Cantabria de suprimir las vacaciones escolares de la semana que viene.

Ha dicho que “no estamos ni a favor ni en contra porque entendemos que la máxima responsable de todo esto es Sanidad y, si lo recomienda, acatamos las decisiones, nos guste más o menos”. Sin embargo, ha criticado lo “precipitado” de la comunicación y entiende que “la decisión se debería haber tomado antes porque muchos padres estaban organizados, habían cogido vacaciones para cuidar a los niños o pagado empresas para llevarles a algún tipo de campus. Esto supone a las familias, en algunos casos, un sobrecoste que pedimos a Revilla que el Gobierno asuma y que intente ponerse de acuerdo con las empresas para que las familias, docentes y personal de administración y servicios, que habían pedido sus vacaciones, las puedan coger al inicio del próximo año”.

Sobre la huelga que Comisiones Obreras (CCOO) planteada para toda la semana que viene, FAPA “no va a hacer ningún llamamiento a secundarla para que la gente se eche a las calles y pueda haber más contagios. Lo que hay que haces es poner todos los límites posibles al virus”.

Tras la decisión tomada por el Gobierno de Cantabria, el miércoles por la tarde se celebró un pleno del Consejo Escolar “en el que vivimos situaciones complicadas y una serie de reproches a la Administración. El ambiente fue bastante desagradable”. Entiende Cardenal que “en una situación como ésta, tendríamos que remar todos a favor y no estamos hablando de que esta semana de vacaciones se vaya a perder, sino que el alumnado podrá descansar en otro momento”.

Lo que sí ha dicho la presidenta de FAPA es que “la sensación con la que nos quedamos es que se trata de ganar una semana lectiva porque, previsiblemente, la siguiente o la otra tengamos que tomar decisiones más drásticas. La consejera no lo desmintió, pero a la sociedad habría que trasladarle ese mensaje y hablarle claro”.