EL GOBIERNO APRUEBA UNA SUBVENCIÓN AL AYUNTAMIENTO DE CASTRO DE 76.600 EUROS PARA MEJORAS DE LA EMPLEBILIDAD

LA FINALIDAD ES EXTENDER EN LA REGIÓN EL SERVICIO DE ORIENTACIÓN PROFESIONAL QUE SE PRESTA EN LAS OFICINAS DE EMPLEO

269

FEl Gobierno de Cantabria ha concedido hoy un total de 23 subvenciones, que suponen una inversión de 1.838.440 de euros, para acciones de mejora de la empleabilidad de personas desempleadas desarrolladas por 13 ayuntamientos y 10 organizaciones sin ánimo de lucro, según ha anunciado esta mañana el vicepresidente del Ejecutivo, Pablo Zuloaga, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Así, el Ayuntamiento de Santander recibirá una ayuda de 153.200 euros, mientras que Castro Urdiales, Piélagos, Torrelavega, Los Corrales de Buelna, Camargo, Astillero, Medio Cudeyo, Santa María de Cayón, Laredo, Santoña, Reinosa y Cabezón de la Sal, percibirán una subvención de 76.600 euros cada uno.

Por su parte, entidades sin ánimo de lucro como Fescan, Inserta Innovación, Indeo-Fundación Laboral del Metal, la Universidad de Cantabria, Pymetal, Amica, Acción Laboral, Oriencan y la Fundación Nuestra Señora Bien Aparecida recibirán una ayuda de 76.600 euros cada una.

Este programa de acciones de mejora de la empleabilidad tiene por finalidad extender por toda la geografía regional el servicio de orientación profesional que el EMCAN presta principalmente a través de su red de oficinas.

El servicio de orientación profesional es un servicio integral que tiene por objeto la información, el diagnóstico de la situación individual, el asesoramiento, la motivación y acompañamiento en las transiciones laborales, bien desde la educación al mundo laboral o entre las diversas situaciones de empleo y desempleo que pueden darse durante la vida laboral.

Es un servicio que tiene por finalidad ayudar a sus usuarios a mejorar su empleabilidad, promover su carrera profesional y facilitar su contratación u orientar hacia el autoempleo.

Como novedad en esta nueva convocatoria, la cuarta desde su comienzo en 2016, el programa no estará centrado únicamente en personas desempleadas.

Y es que, aunque las personas desempleadas tendrán prioridad en el acceso a esta iniciativa, podrán también participar las personas inscritas como demandantes de empleo, ocupadas, con una jornada de trabajo inferior a veinte horas semanales.

En las tres primeras ediciones de este programa han participado 14.864 personas demandantes de empleo.

Durante los dos últimos años, 10.258 personas han participado en un total de 37.272 acciones para mejorar su empleabilidad y 7.365 participantes han accedido a formación, con el desarrollo de 580 cursos en total.