EL GOBIERNO REGIONAL ORDENA EL CIERRE DE LA HOSTELERÍA A PARTIR DE LAS 12 DEL MEDIODÍA DEL SÁBADO

3632

El Gobierno de Cantabria ha ordenado el cierre de los negocios de hostelería y restauración desde las 12.00 horas de este sábado y, desde esta misma medianoche, quedará suspendida la actividad comercial en grandes superficies (salvo la venta de alimentos y de artículos de higiene y parafarmacia) así como el acceso a edificios públicos no sanitarios, suprimiendo el acceso a la ciudadanía.

Además, se suspenden todas las actividades en centros y establecimientos deportivos, religiosos, culturales, artísticos, recreativos, de espectáculos y ocio.

Así lo ha anunciado esta tarde en rueda de prensa el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, que ha reconocido que las medidas son “severas” pero van dirigidas a evitar la propagación del coronavirus en la comunidad autónoma y ha pedido la “comprensión” y “colaboración” de la ciudadanía.

Acompañado por el vicepresidente de Cantabria, Pablo Zuloaga, y la consejera de Presidencia e Interior, Paula Fernández, el responsable de Sanidad ha anunciado el cierre total de los centros sociales de personas mayores y la suspensión de las actividades en centros de día, noche y puntos de encuentro familiar, así como las visitas en residencias de personas mayores y de personas con discapacidad públicas y privadas, salvo circunstancias individuales en las que sean de aplicación medidas adicionales de cuidados y humanización que adoptará la dirección del centro.

NUEVO TELÉFONO DE CONSULTAS SOBRE EL CORONAVIRUS

También se han dado a conocer las medidas adoptadas en el sector público para garantizar el mantenimiento de los servicios públicos esenciales en la comunidad autónoma y que se aplican como consecuencia de la situación extraordinaria de estado de alarma decretada por el Gobierno de la Nación y de las medidas preventivas acordadas por la Consejería de Sanidad.

Con el objetivo de concienciar y ofrecer a los ciudadanos la máxima información, ha recordado que se ha puesto en marcha un teléfono de consulta, el 900 61 21 12, para cualquier duda o pregunta que se suscite en relación con el coronavirus.