LAS INFRACCIONES PENALES DISMINUYERON EN CASTRO EN 2022 UN 4,5%

SIN EMBARGO, EN EL CONJUNTO DE CANTABRIA AUMENTARON UN 19,2%

647

Cantabria ha cerrado el año 2022 con un aumento del 12,1% de los delitos esclarecidos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que han pasado de 8.302 en 2021 a 9.306 en 2022. Un aumento similar se ha producido en las personas detenidas y/o investigadas, con un incremento del 16,4%.

En 2022 las infracciones penales conocidas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (Policía Nacional, Guardia Civil y policías locales) aumentaron un 19,2%, hasta los 23.713 delitos.

Se conocieron 23.713 infracciones penales en Cantabria frente a los 19.894 del año anterior. Del total, 4.817 correspondieron a delitos en el ámbito de la cibercriminalidad, que en el caso de Cantabria se ha incrementado un 27,4% respecto a 2021 y un 130,9% en comparación con 2019, según se desprende del Balance de Criminalidad hecho público este viernes por el Ministerio del Interior.

Con estos datos, la tasa de criminalidad en Cantabria se sitúa en 40,5 infracciones penales por cada 1.000 habitantes y coloca a la Comunidad Autónoma como la octava más segura de España, por detrás de Extremadura (30,4), Asturias (32), Galicia (35,3), Aragón (36,4), Castilla y León (36,7), La Rioja (36,9) y Castilla La Macha (39,4).

CASTRO URDIALES

Por otro lado, el Balance de Criminalidad recoge los indicadores de seguridad de los municipios mayores de 20.000 habitantes.

En Castro Urdiales, las infracciones penales fueron 1.622 en 2022, 76 menos que el año anterior, lo que supone un descenso del 4,5%. De ellas, 1.403 corresponden a criminalidad convencional y 219 a cibercriminalidad, que creció en Castro el pasado año un 9,5%.

Entre los delitos convencionales destaca el descenso en los robos con fuerza en domicilios y establecimientos que bajaron un 36% de los 158 de 2021 a los 101 de 2022. Los robos con violencia e intimidación descendieron de 15 a 9, las sustracciones de vehículos de 16 a 3, el tráfico de drogas de 11 a 5, aunque los delitos contra la libertad sexual aumentaron de 14 a 16.