EL JEFE DE BOMBEROS DETALLA LAS CARACTERÍSTICAS DE LOS NUEVOS TRAJES CON LOS QUE CUENTAN PARA RESCATE E INCENDIOS FORESTALES

ANTONIO BARRAGÁN HA HABLADO DE BUENAS RELACIONES CON EL AYUNTAMIENTO Y "ESTAMOS EN EL CAMINO PARA SEGUIR MEJORANDO"

220

El sargento jefe del servicio de Bomberos, Antonio Barragán, ha detallado las características de los nuevos trajes técnicos para rescate e incendios forestales con los que el Ayuntamiento ha dotado al cuerpo y que le convierten en el primero en Cantabria en contar con este equipo.

Según Barragán, estos trajes “implementan seguridad a la hora de prestar el servicio con una tecnología más avanzada”. Se emplearán para “aquellas intervenciones que no requieren de un grado extraordinario de protección contra las llamas, como derrumbes de estructura, rescaten en la costa o en la montaña, incendios forestales o accidentes de tráfico”. Y es que “son menos voluminosos que los que usamos en incendios de vivienda, facilitando la movilidad, la visibilidad y protegiéndonos también de cortes cuando nos tenemos que arrastrar, por ejemplo, para excarcelar a una persona atrapada en un vehículo”.

Con todo, “estos trajes hacen varias funciones en una y podrán usarse en distintas situaciones”. Ahora bien, para incendios en los que el bombero está muy expuesto a las llamas y al calor extremos “tendremos que seguir utilizando los otros trajes de fuego nivel 2 estructurales, que son más voluminosos”.

Por lo demás, Barragán ha reconocido que “el Ayuntamiento ha dado una vuelta a las relaciones con los bomberos que se venían teniendo en los últimos tiempos y estamos en el camino para seguir mejorando”.

Entre otras cosas, “se está trabajando para renovar los equipos de rescate acuático y que vuelva al puerto la embarcación que teníamos antes”. Por otro lado, “los trajes para el fuego están a punto de caducar y habrá también que renovarlos con la última tecnología. A ver si para el verano ya los tenemos”.

También “hay que comenzar a renovar algunos vehículos que se están quedando obsoletos. Poco a poco porque todo lleva su tramitación y es larga. Aún queda camino por delante, teniendo en cuenta que han faltado inversiones en los últimos años”.