LA JUNTA VECINAL DE ISLARES RECOGE FIRMAS PARA FRENAR EL DERRIBO DE LAS ESCALERAS QUE DAN ACCESO A LA CALA COTONERA

SU ALCALDESA CRITICA QUE “EN LUGAR DE REHABILITARLAS, SE GASTAN MILES DE EUROS EN TIRARLAS, DEJANDO SIN ENTRADA ESTA ZONA TAN QUERIDA POR LOS VECINOS”

638

La Junta Vecinal de Islares ha hecho un llamamiento a los vecinos “para que se impliquen al máximo en intentar frenar el sinsentido de derribar las escaleras que dan acceso a la cala Cotonera”. Para ello, se ha abierto una recogida de firmas en la sede la Junta Vecinal, de lunes a viernes de 4 a 8 de la tarde, y a través de change.org. Según la alcaldesa, Dolores Vázquez, “tenemos ya más de 3.000”.

El malestar comenzó cuando el pasado 19 de enero, el Ayuntamiento publicaba en el Portal de Transparencia la contratación a la empresa Cannor Obras y Servicios de Cantabria, por 18.979 euros, de las obras de demolición del acceso a Cotonera, “una cala que en Islares queremos mucho”, ha dicho Vázquez en Castro Punto Radio.

Según ha detallado, “el Consistorio tiene una concesión a 30 años de 119 metros cuadrados que es exactamente lo que ocupan las escaleras. Parece que han recibido una multa de 120 euros de Costas por falta de mantenimiento, y ante esta irrisoria multa, en lugar de recuperar ese acceso, deciden gastar miles de euros en su derribo”.

Todo ello, “sin informar a la Junta Vecinal”, que ha solicitado una cita con la alcaldesa de Castro, sin que por el momento haya recibido respuesta.

Vázquez creía que “el PSOE apostaba por rehabilitar ese acceso. De hecho, en septiembre de 2019 se solicitó estudio para recuperar la cala Cotonera. Aún no hemos obtenido respuesta y ahora nos llevamos esta sorpresa de la que nos hemos enterado por redes sociales”.

Ha defendido que “esta cala la llevamos todos los vecinos de Islares en nuestro ADN y cuando la nombramos lo hacemos con orgullo de tener algo tan especial”. En este sentido, se ha pregunta “qué pensarían los castreños si se cerrara el acceso al Pedregal”.

Ha insistido en que “Cotonera no hay que cerrarla, sino recuperarla para el disfrute de todos. Los islareños nos no podemos permitir tal tropelía”.