LA ALCALDESA DE VALLE DE VILLAVERDE SE SIENTE “FLOTANDO EN UNA NUBE” DESPUÉS DE SABER QUE SUS VECINOS PODRÁN ACUDIR A LA SANIDAD VASCA

ESTHER GÓMEZ SE ALEGRA DE QUE, “DESPUÉS DE AÑOS DE ABANDONO ABSOLUTO, SE HAYAN ATENDIDO NUESTRAS NECESIDADES”

2709

La alcaldesa de Valle de Villaverde, Esther Gómez, se ha mostrado “flotando en una nube” después de saberse que los gobiernos cántabro y vasco han formalizado un acuerdo para compartir asistencia sanitaria en zonas limítrofes o donde la distancia geográfica dificulte a los vecinos una atención más ágil.

En el caso de Valle de Villaverde, sus ciudadanos podrán beneficiarse del Sistema Vasco de Salud. En concreto los residentes en edad pediátrica serán atendido en los centros de salud de Zalla y Balmaseda. Para las urgencias de Atención Primaria, en el Punto de Atención Continuada de Balmaseda, tanto para atención médica como de enfermería. Por último, en Atención Especializada, consultas externas y hospitalización, usarán los dispositivos correspondientes al ambulatorio de Ortuella, los centros de salud de Zalla, Areatza y Deusto, así como los hospitales de Basurto y Cruces.

En declaraciones a Castro Punto Radio Gómez se ha congratulado que, “después de años de reivindicaciones se hayan atendido nuestras necesidades tras el abandono absoluto que hemos sufrido mucho tiempo, y más acentuado desde que comenzó la pandemia”.

Y es que, “somos una isla de Cantabria en medio de territorio del País Vasco y la cercanía con los centros sanitarios de Osakidetza es mucho mayor que con los del Servicio Cántabro de Salud. Por ejemplo, a Cruces tardamos 35 minutos y a Valdecilla una hora y cuatro”. Además, “no tenemos transporte público con Cantabria y sí con Vizcaya”. Teniendo en cuenta que “la población de Valle de Villaverde es envejecida y no hay transporte, se complica mucho el disponer de una asistencia sanitaria de calidad”. Ha defendido que “la sanidad no es un privilegio de las grandes urbes”.

Con este acuerdo sanitario “vemos un rayo de luz por fin y nos alegra que nuestras reclamaciones y necesidades sean atendidas”. En cualquier caso, ha lamentado que “hayan sido necesarios tantos años de pasarlo mal para que se den cuenta de que había que tomar medidas”.

En el acuerdo, se contempla, por otro lado, que los vecinos del municipio vizcaínos de Lanestosa recibirán atención en el Servicio Cántabro de Salud y los del entorno de la A-8, entre Castro y El Haya, para emergencias sanitarias, podrán acudir a Vizcaya.