“LA ATENCIÓN CIUDADANA EN EL AYUNTAMIENTO ESTÁ ABANDONADA ANTE LA INACCIÓN DE LOS GOBERNANTES Y PARA DESESPERACIÓN DE LOS CIUDADANOS”, DENUNCIA CASTRO VERDE

CRITICAN LAS COLAS EN EL REGISTRO MUNICIPAL Y LA DESATENCIÓN TELEFÓNICA

443

Castro Verde ha denunciado, en nota de prensa, que la atención presencial y telefónica a los ciudadanos en las oficinas municipales “está abandonada para desesperación de los castreños”.

Afirman que “cualquiera que se pase por los bajos del Ayuntamiento comprobará las colas que se generan en los bajos del consistorio. Otras tantas veces la desesperación se traslada al otro lado del hilo telefónico, hasta conseguir ser atendidos. Desde solicitar un documento al padrón municipal a registrar un documento es un trámite que puede llevar entre cuatro y siete días, si te decantas por la vía presencial. El ciudadano también dispone de la vía telemática y de la oficina virtual para realizar trámites administrativos y, a pesar de que en estos sitios webs no se generan colas, aquel se sigue decantando por la atención directa”.

Recuerda Castro Verde que el Servicio de Atención al Ciudadano se reduce, por un lado al Registro, y por otro al Servicio de Atención Telefónica (SAT). Consideran “la falta de personal es evidente. El registro está formado por tres trabajadores, la conserjería está compuesta por un bedel a nivel de mostrador y otro (empresa externa de servicios auxiliares) para gestionar la cola, mientras que el SAT sólo está atendido por un funcionario, situación que nos lleva a no disponer del servicio telefónico cuando ese trabajador se encuentra disfrutando de sus vacaciones o cae de baja. Eso es todo”.

Censura la formación política que el equipo de gobierno anunciara “a bombo y platillo la oficina de modernización y transformación digital situada en la calle Siglo XX para que, según la alcaldesa, el servicio de la administración a la ciudadanía se realizara de forma ágil, moderna, eficaz y de calidad. Meses después, la puerta de esta oficina está cerrada a la espera de nuevos acontecimientos”.

“Esto nos lleva a la conclusión”, concluye CV, “de que la falta de recursos humanos y de impulso político de quienes gobiernan el Ayuntamiento ha llevado al departamento de Atención Ciudadana a la situación de mínimos en la que se encuentra hoy. Se produce en un momento en el que muchos consistorios han reforzado el contacto con sus ciudadanos mediante no sólo vías telemáticas y presenciales, sino también con terminales de autoservicio o de servicios 010. En Castro eso, hoy por hoy, es ciencia ficción, por muchos planes estratégicos que se realicen de aquí a 2040”.