LA AUDIENCIA PROVINCIAL ENJUICIA A PARTIR DE MAÑANA A UN CONDUCTOR QUE “OMITIÓ EL DEBER DE SOCORRO” AL ARROLLAR A UNA MOTO EN CASTRO

232

Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, la Sección Primera de la Audiencia Provincial va a albergar, desde mañana martes y hasta el viernes, el juicio por “omisión de socorro” a un conductor acusado de colisionar con una motocicleta, abandonar al accidentado herido y continuar la marcha.

La Fiscalía explica en su escrito de acusación que el hombre conducía un turismo por una vía de Castro Urdiales y se disponía a girar a otra, sin que existiera señalización vertical u horizontal para realizar esta maniobra. El acusado se incorporó a la otra vía por la derecha y chocó de manera lateral con una motocicleta, que salió de la calzada “desplazándose unos ochenta metros de manera descontrolada, hasta caer al suelo”.

“El contrario no respetó la preferencia general”, señala el ministerio fiscal, que añade que “a pesar de la violencia del golpe, pues sus airbags habían saltado y tenía un reguero de pequeños cristales por sus brazos y vestimenta al haberse roto la ventanilla, incluso lesiones y arañazos múltiples, el acusado, lejos de parar, interesarse y ayudar al otro conductor afectado, con evidente intención y falta de solidaridad, abandonó al accidentado”.

Continúa el escrito explicando que la vía era semiurbana y a esas horas tenía “poca circulación”. “No sólo no auxilió de ningún modo al accidentado, ni siquiera llamó a emergencias, sino que continuó la marcha, deteniéndose cientos de metros más adelante, momento en que solo se preocupó de sí mismo”, indica el escrito fiscal.

El motorista sufrió “heridas de consideración que le impedían la movilidad por sí mismo, con un importante traumatismo en el tobillo derecho y diversas abrasiones y erosiones”.

El fiscal considera que el acusado es autor de un delito de omisión del deber de socorro por el que debería cumplir una pena de un año de prisión.