LA CONCEJALÍA DE PATRIMONIO QUIERE HACER UN PROYECTO PARA PONER EN VALOR LAS TERMAS ROMANAS DE LA TRAVESÍA DE LA CALLE SANTANDER

MIENTRAS TANTO, SE COLOCARÁN PANELES INFORMATIVOS SOBRE LOS RESTOS, “QUE SE CONSERVAN EN BUEN ESTADO”

580

Como ya hemos informado, el Ayuntamiento ha comenzado a adecentar el solar ubicado en la travesía entre las calles Santander y Javier Echavarría. Un entorno muy degradado, lleno de maleza e insalubre y que alberga los restos de una terma romana.

Como ha detallado en Castro Punto Radio la concejala de Patrimonio, Rosa Palacio, junto a la Concejalía de Medio Ambiente, “se ha procedido ya a retirar toda la maleza y limpiar la parcela y ahora, una vez comprobado que los restos romanos se conservan en buen estado, se repondrán los elementos de protección allí donde estén deteriorados y se instalarán unos paneles informativos para que los ciudadanos sepan lo que hay ahí”. El objetivo es “que la parcela se mantenga limpia y de manera digna mientras se desarrolla un proyecto para el entorno”.

Para ello, “mantendremos conversaciones con la Dirección General de Patrimonio, que será la que marque las directrices a seguir, teniendo en cuenta que estamos hablando de una zona protegida”. La intención de Palacio es “poder desarrollar un proyecto que convierta la parcela es un espacio verde donde la gente pueda ver los restos romanos de forma parecida a como están en la ermita de Santa Ana”. Ha dejado claro que “no será algo invasivo que rompa con el encanto del casco histórico, pero sí que invite a visitarlo”.

El desarrollo de este proyecto “llevará su tiempo” y, mientras, “queremos mantener la parcela limpia y colocar esos paneles informativos para que los ciudadanos lo cuiden y no se vuelva a degradar”.

Palacio ha detallado que “en su momento se halló parte de un muro romano y de una bañera de lo que serían las termas que discurren hacia la calle Santander”.

Ha explicado que “una constructora iba a desarrollar la Unidad de Ejecución. Se iba a edificar en la parcela donde se ubica ahora la casa azul que hay en la calle Santander, y en el solar que nos ocupa iban los garajes. Cuando la empresa comenzó a excavar, aparecieron los restos y todo quedó parado. Tras varios trámites, esta parcela fue cedida al Ayuntamiento”.