LA CONSEJERA DE PRESIDENCIA TRASLADA A LOS AYUNTAMIENTOS QUE “TENDRÁN LA PRIMERA Y LA ÚLTIMA PALABRA” EN LA NUEVA DISTRIBUCIÓN COMARCAL DE CANTABRIA

DE MOMENTO, CASTRO ESTÁ INTEGRADO EN UNA COMARCA QUE ABARCA HASTA RIBAMONTÁN AL MAR, FRENTE A LA BAHÍA DE SANTANDER

522

La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior del Gobierno de Cantabria, Paula Fernández Viaña, ha manifestado hoy su compromiso de que los ayuntamientos tengan “la primera y la última palabra” en el modelo de delimitación comarcal.

En una reunión con representantes municipales, a la que por Castro ha acudido el concejal Alejandro Fernández, ha insistido en que “vais a ser los artífices de su futuro” y les ha instado a “no atrincherarse detrás de posiciones de partido” y “hacer un esfuerzo” para que el proyecto “no vuelva al cajón donde lleva guardado desde 1999” y resolver así una “deuda histórica” que tiene la comunidad con respecto de su organización territorial.

La consejera cree que “es algo ampliamente demandado y que va en beneficio de los ayuntamientos. Por ello, debemos de estar todos a la altura del momento, de ese entendimiento que nos piden los ciudadanos”.

En el encuentro, el Gobierno de Cantabria ha presentado los detalles del primer borrador de la propuesta de delimitación comarcal de la región, basado en un estudio geográfico de la Universidad de Cantabria (UC), que sirve de “punto de partida” y que fija un modelo formado por 10 comarcas, “diseñado para fortalecer el equilibrio territorial y la prestación de unos servicios públicos más eficientes, y que la Consejería de Presidencia consensuará con los municipios. Es un estudio serio, apolítico y de gran envergadura con el que se empezará a trabajar con los ayuntamientos”, que tendrán una participación “prioritaria”, ha asegurado Fernández Viaña.

La hoja de ruta del Gobierno de Cantabria para avanzar en esta propuesta pasa por recoger las principales conclusiones que emanen de la jornada informativa de hoy y distribuir entre los ayuntamientos unas fichas de trabajo que recojan los aspectos “más relacionadas con el territorio, de pertenencia y vinculación” de los municipios. Es decir, en palabras de la consejera, se trata de recabar también aquellas “relaciones de vecindad del día a día” y que se conocen “de primera mano” por parte de los ayuntamientos, las asociaciones más representativas y los grupos que trabajan en el territorio.

“Es un trabajo de campo que comienza ahora, estamos al inicio del camino con un estudio que supone un primer documento vivo de trabajo para abordar el primer paso recogido en la ley: la elaboración de un decreto-propuesta de delimitación comarcal”, ha dicho la consejera de Presidencia, que ha añadido que “ese es el objetivo a corto y medio plazo” que los ayuntamientos y el Gobierno de Cantabria tienen por delante.

Recordamos que en la propuesta de comarcalización, Castro estaría integrado en la llamada Comarca Marina Oriental junto a Argoños, Arnuero, Bárcena de Cicero, Bareyo, Colindres, Escalante, Laredo, Liendo, Limpias, Meruelo, Noja, Ribamontán al Mar y Santoña. “Es un territorio que también formó parte de la Merindad de Trasmiera y del Corregimiento de las Cuatro Villas del Mar. Las señas de identidad vienen derivadas de la dinámica reciente, porque desde mediados del siglo XX, este territorio, se ha configurado con rapidez e intensidad como un área emergente para la prestación de servicios, en particular de carácter turístico”, señala el Gobierno.