LA EMPRESA REDACTORA DEL PLAN ESTRATÉGICO HORIZONTE 2040 DETALLA EN CASTRO PUNTO RADIO LAS LÍNEAS DE TRABAJO A DESARROLLAR

HEMOS HABLADO TAMBIÉN CON IMANOL SELLÁN, TÉCNICO MUNICIPAL ENCARGADO DE SU SEGUIMIENTO Y COORDINACIÓN

225

La pasada semana se celebraba la primera reunión de la Comisión de Seguimiento del Plan Estratégico Horizonte 2040, en la que la empresa adjudicataria de la redacción, Arenal Consultores, se presentaba ante los grupos municipales y explicaba su experiencia en Planes Estratégicos y la formación del personal que va a destinar a la elaboración del de Castro.

También explicaban los trabajos que va a realizar para cumplir con cada uno de los entregables de las cinco fases establecidas en el Contrato:

Fase 1: Análisis de la situación de partida. Diagnóstico e Indicadores.

Fase 2: Análisis Estratégico.

Fase 3: Definición de la visión y objetivos del Plan.

Fase 4: Definición de contenidos y plan de actuación.

Fase 5: Control y seguimiento del Plan.

La comisión se reunirá, al menos, una vez tras cada una de las fases.

En Castro Punto Radio hemos hablado hoy con Juan Requejo, responsable del equipo Arenal Consultores y con Imanol Sellán, técnico del Ayuntamiento encargado del seguimiento y coordinación del contrato.

Requejo ha detallado que “el horizonte 2040 es un lugar no bien definido y lo que hay que entender como más importante que pensar en un plan que lo deja todo atado, es saber la orientación general que los castreños quieren darle a su sociedad y su territorio para los próximos tiempos, máxime en el momento que están viviendo la humanidad y el planeta, que tiene probablemente niveles de incertidumbre y de elementos nos determinable mucho más intensos que en el pasado. Están sucediendo grandes fenómenos que nos van a influir en relación con la matriz biofísica del planeta y, por tanto, las condiciones de vida básica; pero también todos los cambios como consecuencia de la hiperconectividad general entre todas las sociedades residentes en todos los continentes de la tierra”.

Todo eso, “al final da lugar a unos escenarios que no son determinados, pero sí necesitamos hacer nuestras propias consideraciones y lo primero que necesitamos saber es lo que Castro tiene. Eso es lo que planteamos metodológicamente con qué tienen los castreños para conseguir lo que necesitan y a lo que aspiran. Hacemos análisis lo más detallados posible sobre todo el elementos biofísico y natural de Castro, con su condición de costa y montaña; analizamos todo lo que se ha construido en Castro a lo largo de la historia, con los restos paleolíticos y neolíticos y toda la construcción reciente con el crecimiento urbanístico. También analizamos quiénes son los castreños, cómo son, qué saben y hasta qué punto tienen las herramientas para conseguir aquello que quieren individual o colectivamente en términos de actitudes y de competencias y formación, y en qué medida están pudiendo obtener los recursos que buscan. También consideramos fundamental lo que llamamos el capital social, que es la capacidad de los castreños de resolver de manera comunitaria aquellas aspiraciones colectivas que es posible determinar. Por último, el capital de imagen que los castreños tienen de sí mismos y los demás de ellos. Eso lo hacemos en paralelo a un proceso participativo que se alimenta de nuestras conclusiones y, al mismo tiempo, nos da a nosotros referentes y encargos para que vayamos analizando cosas que les interesan a las personas que están participando”.

Durante un tiempo “lo que tenemos que haces es escuchar y aprender de los datos que consigamos. Hay que intentar entender la compleja realidad de cada lugar. Hay cosas que todos los castreños saben en relación con los cambios tan importantes que ha experimentado Castro en las últimas décadas a partir de la construcción de infraestructuras viarias y de conexión con el gran Bilbao. Hay toda una función veraniega que establece elementos singulares en la organización urbana y de los servicios y hay un elemento incuestionable en términos de valores y recursos más significativos que están relacionados con la naturaleza, la cultura y el paisaje”.

Según Requejo, “lo que sí es probablemente cierto es que hay una buena parte de los castreños que obtienen sus ingresos fuera del municipio y que hay necesidad de encontrar soluciones para que cualquier castreño que tenga aspiraciones a tener un empleo digno, especialmente los jóvenes, no tenga que marcharse del municipio”.

Sellán, entre otras cuestiones, ha detallado cómo se desarrollará el proceso participativo. “Se realizarán una serie de entrevistas con los agentes clave. Primero, la propia comisión técnica, desde su diferentes áreas y departamentos municipales, propone una serie de agentes que pueden ser susceptibles de ser entrevistados. Al mismo tiempo, esos agentes van dando claves para otras entrevistas, de tal manera que llega un momento que, abarcando todos los posibles ámbitos, se genera una saturación en la que ya no aparezcan nombres que se repitan. Se establece un grupo de personas a las que se entrevista profundamente las veces que haga falta. A partir de ahí, el proceso permite una reflexión más profunda sobre la información de que dispone y se desarrolla un proceso de encuestas y participación mas generalistas, habiendo marcado ya una serie de aspectos”.

Desde ese momento, se plantea un desarrollo a través de grupos focales subdivididos en 5 materias: bienestar de la población, con temas relacionados con educación, salud, espacios públicos, vivienda…; modelo productivo de Castro; procesos naturales y biodiversidad; metabolismo, que es provisión de agua, energía, alimentación de proximidad y eliminación de residuos; y patrimonio y cultura.