LAS PEÑAS DEJAN CLARO QUE NO SON ORGANIZADORAS DE LA MARMITA Y QUE SON “LOS PEONES” DE LO QUE MARCA EL AYUNTAMIENTO

119

13 AGOSTO 2018 /

Los integrantes de las peñas Vaya Traca, Alberto Perales e Iván Perales, y de Jaleo Real, Iker Landa, han trasladado hoy en Castro Punto Radio su opinión al respecto de la fiesta de La Marmita, en lo que respecta al desarrollo de la misma el próximo miércoles y en cuanto al formato de inscripciones que llevó a cabo el Ayuntamiento y que ocasionó problemas hace unos días en el polideportivo Peru Zaballa.

Ante las manifestaciones del concejal de Festejos, Humberto Bilbao, asegurando que los responsables y organizadores de la fiesta del miércoles son las peñas, los integrantes de Vaya Traca y Jaleo Real han defendido que no se sienten responsableS, sino que entienden que lo es el Ayuntamiento. “Las peñas ayudan y colaboran, pero es el Consistorio el que manda y nosotros somos los peones como quien dice”. A partir de ahí, “lo que sí hacemos es recoger los platos con las marmitas y la elección del jurado”, algo que “está siendo complicado” porque “mucha gente no quiere, y menos después de lo que pasó el año pasado cuando tuvieron que ir a declarar a un juzgado”.

Han querido dejar claro, del mismo modo, que ellos no son autoridad y que, por lo tanto, no pueden ejercerla. En este sentido, “si hay algún problema en cuanto a conducta o, por ejemplo, cuadrillas que se ubican en el rompeolas o fuera del recinto pintado, nosotros no vamos a ir a echarlas. Nosotros no vamos a ir a tener problemas ni enfrentamientos con nadie”.

Por otra parte, coinciden también en que 200 parcelas son pocas para una fiesta como ésta y entienden que se podrían pintar 50 o 100 más sin tener que llegar a la entrada del rompeolas.

Para evitar que algunos participantes hagan cola el día de las inscripciones y compren un importante número de parcelas que después, en muchos casos, revenden, Alberto Perales propone “cobrar 200 euros por parcela y, si se hace la marmita y se entrega, se devuelve el dinero. La picaresca desaparecía porque nadie cogería 10 parcelas al tener que abonar 2.000 euros”.

Algunas peñas apuestan también por variar el orden del pintado de las parcelas, de tal manera que los participantes no sepan de antemano si van a estar en una zona o en otra. Así, entienden que se evitarían los problemas en las colas de inscripción, al esperar algunos a que llegue el número de parcelas que les interesa. Alberto Perales ha señalado que “lo hemos propuesto en alguna ocasión pero, dentro de las peñas, siempre hay quién lleva la voz más cantante y dice como se debe hacer. Para que no haya problemas, acatas”.

Por último y con respecto al desarrollo de la fiesta, tampoco están de acuerdo con que las cuadrillas tengan que desalojar el recinto a las cinco de la tarde “porque no te da casi tiempo ni a comer una vez entregados los premios. Dice el concejal que es por la limpieza que, o se hace a esa hora o tiene que esperar al día siguiente. Pues que lo solucionen de alguna manera”.

Para terminar, se han referido a la propuesta que les realizó el concejal de Festejos, y que rechazaron, para reconvertir La Marmita en un concurso gastronómico, “Nos pareció que no era viable porque no se puede hacer un concurso gastronómico para 200 cuadrillas con un puchero con un mínimo de seis raciones”. Han reiterado que “no se puede hacer algo así con toda la gente que hay. Para poderlo desarrollar, habría que plantearse si se quiere un concurso gastronómico o un concurso con fiesta”.

Las peñas se reúnen esta tarde con el concejal de Festejos, para coordinar la organización de la fiesta el miércoles.