LAS SINSOMBRERO DEFIENDEN QUE EL FEMINISTA “NO ES UN MOVIMIENTO CONTRA LOS HOMBRES, SINO CONTRA LA OPRESIÓN”

73

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, hemos hablado en Castro Punto Radio con Rosa Vales y Angie Larenas, presidenta y socia respectivamente de la asociación feminista y LGTBI ‘Las SinSombrero’.

Han destacado “el punto de inflexión” que supusieron las masivas concentraciones que se produjeron el 8 de marzo de 2018 y que “consiguieron concienciar a muchas mujeres que no habían dado el paso de tomar la calle y que hicieron visible ese malestar que se estaba gestando”.

Han reconocido que “hay muchos hombres que también han visto que esto es una lucha a la que debemos incorporarnos todos, porque es un beneficio de todos”. En este sentido, han dejado claro que el feminista “no es un movimiento contra el hombre, sino contra una sistema heteropatriarcal que oprime y que hay personas interesadas en mantener porque se benefician”.

Han insistido en que “el feminismo es trasversal y pretendemos llegar a cualquier persona o colectivo que sufra una opresión. Esto no va de hombres y mujeres aunque, históricamente, dentro de los oprimidos hay categorías y la más oprimida es la de las mujeres”.

Para Rosa y Angie “queda mucho camino por recorrer a nivel institucional y político donde sigue rigiendo ese sistema heteropatriarcal. Afortunadamente, las generaciones que vienen después, están apretando fuerte, y hay que conseguir romper la brecha de género en el espacio laboral. A medida que consigamos que las mujeres ocupen más puestos de relevancia y responsabilidad, se irán haciendo muchos avances”.

Han hablado también de la necesidad de hacer avances en materia de justicia pero “con mayúsculas” en el sentido de que “hay que ir un paso más allá en cuanto a que el problema, a veces, son las leyes. El sistema establece las penas, pero vienen determinadas desde una voluntad política”.

Para terminar, Las SinSombrero se han referido también a la música Reggaetón, “uno de los temas relevantes dentro de la juventud. En muchas de estas canciones se ve reflejada la cultura de la violación y se convierte a la mujer en un florero para el disfrute del macho alfa. Hay, en ese sentido, una tarea bastante grande”.

Desde esta asociación, “tratamos de buscar alternativas porque las hay. Hay reggaetón feminista o con letras reivindicativas. El problema es que pero hay que poner eso sobre la mesa y ofrecer a los jóvenes alternativas porque ahora es complicado encontrar las plataformas donde se pinche esa otra música”.