LAS TRABAJADORAS DEL CENTRO DE DÍA SE CONCENTRAN FRENTE A LA SEDE DEL GOBIERNO REGIONAL EN SANTANDER PARA PROTESTAR CONTRA SU CIERRE

EXIGEN A LA ALCALDESA DE CASTRO Y AL PRESIDENTE DE CANTABRIA "QUE OBLIGUEN AL ICASS A MANTENER VIVO UN SERVICIO ESENCIAL PARA LOS VECINOS DE CASTRO Y MUNICIPIOS ALEDAÑOS"

1432

Un grupo de trabajadoras del Centro de Día de la Tercera Edad de Castro Urdiales se han concentrado este sábado frente a la sede del Gobierno de Cantabria, en la calle Peña Herbosa de Santander, para protestar por el cierre de la instalación previsto para inicios de 2023 con motivo de las obras de reforma del edificio anunciadas por el Ejecutivo regional.

Apoyadas por personas de colectivos ciudadanos, sindicales y políticos, han leído un manifiesto en el que reprochaban al Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) su gestión en el asunto: “el ICASS cierra el Centro de Día y desplaza a los más vulnerables a otro entorno con otras personas”.

Reprochaban al ICASS que “predica una cosa y hace justo lo contrario. Nos exige excelencia, cumplir las normas, pero es el primero que se las pasa por alto. El ICASS no ha cumplido con los preceptos de la vía administrativa, no ha comunicado la resolución con la decisión motivada del cierre del centro a ninguna de las partes afectadas, incumpliendo con los requisitos legales”.

“Nosotras, las profesionales, las que llevamos 10 años con los mismos usuarios, las que cumplimos la norma, exigimos que el ICASS sea coherente y mantenga el servicio esencial del Centro de Día en nuestro municipio”.

De igual forma, las trabajadoras “exigimos a la alcaldesa de Castro Urdiales y al presidente de Cantabria que obliguen al ICASS a mantener vivo un servicio esencial para los vecinos de Castro y municipios aledaños”.