LAS TRABAJADORAS DE VALORIZA AMONESTADAS DEFIENDEN QUE “LA ENCARGADA ESTUVO CON NOSOTRAS Y NO ADVIRTIÓ IRREGULARIDADES”

EL COMITÉ DE EMPRESA DENUNCIA QUE NO SE LES PROPORCIONAN MASCARILLAS

679

Hace unos días informábamos de que las trabajadoras de la empresa Valoriza, adjudicataria de la limpieza en varias instalaciones municipales, denunciaban la imposición de “sanciones injustas” a cinco empleadas que realizan sus funciones en el colegio Santa Catalina. La firma argumenta que no han mantenido la distancia de seguridad en el desempeño de sus funciones.

En Castro Punto Radio hemos entrado en detalle hablando con Mamen Echevarría, delegada de Prevención del Comité de Empresa de Valoriza.

Como ha explicado, “durante el mes de marzo estuvimos trabajando cada una en su planta. Llegó un momento en el que, ante la falta de actividad en el centro educativo, sólo había una zona que limpiar. La última semana de marzo-primera de abril, nos juntamos en esas aulas, que son muy grandes, dos o tres personas, siempre manteniendo las distancias de seguridad. Vino incluso la encargada a revisar el trabajo, entró en las aulas con nosotros, vio como hacíamos las cosas y en ningún momento puso ningún impedimento ni advirtió de ninguna irregularidad. Fue ella la que nos mandó trabajar como estábamos, con dos personas por cada aula”.

Días después, “se pone en contacto con nosotras para decirnos que tenemos que comunicarnos con el centro de salud y coger la baja porque hay un posible caso de Coronavirus. Es lo que hacemos. Es más, desde el centro de salud nos dicen que, aunque no hubiésemos estado en la misma planta, el colegio tiene que estar cerrado y hacer todos cuarentena”.

Estas trabajadoras defienden que han respetado siempre las medidas de seguridad, pese a que, por el contrario, “la empresa no nos proporciona mascarillas porque entiende que hay espacio suficiente para mantener las distancias y que no hay riesgo”. Desde la empresa “alegan también que hemos ido a trabajar en el mismo coche, cuando en marzo podían ir tres personas con mascarilla en el mismo vehículo. Cuando se estableció que sólo dos personas y convivientes, empezamos a acudir a trabajar andando”.

Insisten en que, “si una compañera puede ser un posible caso, que no se le ha hecho la prueba, y la Seguridad Social nos dice que todas de baja, no tenemos culpa”. Es más, “la encargada también debería haber cogido la baja porque estuvo con nosotras en el mismo centro y, si lo hubiéramos hecho mal, que no es el caso, ser también amonestada”.

Según Echevarría, “hemos intentado ir al ORECLA y la empresa no se ha presentado, además de no contestar tampoco a las quejas sobre la ausencia de mascarillas”. Con todo, “tendremos que denunciarlo e ir a juicio”. Y es que, “en nuestro curriculum no tiene porqué  constar una amonestación cuando no nos la merecemos”.

Tras el periodo de baja por cuarentena, las trabajadoras se incorporaron a sus puestos “de nuevo sin que se nos faciliten mascarillas porque nos dicen que los centros están vacíos y no hacen falta”. Una situación que se repite en otros centros de trabajo. “Por ejemplo, se han hecho limpiezas en los tanatorios sin que Valoriza haya proporcionado mascarillas. En los calabozos, la Policía Local nos ha dicho que sin ella no nos van a dejar entrar; y al mercado, ha ido la gerente a hacer fotos, pero lo ha hecho en un momento en el que no había gente. Por tanto, entiende que no hacen falta mascarillas”.