LOS JUEVEROS NO SABEN CUÁNDO PODRÁN VOLVER A CASTRO

EL SECTOR DE LOS MERCADILLOS NO ENCUENTRA, DE MOMENTO, ENCAJE EN NINGUNA DE LAS FASES DE DESCONFINAMIENTO

753

En circunstancias normales, hoy se tendría que estar celebrando en Castro el mercadillo de Los Jueveros, que también se ha visto afectado por la crisis sanitaria. La última vez que los mercaderes visitaron Castro fue el 12 de marzo (vemos la foto de ese día).

Con la información que el Gobierno de España traslada sobre las distintas fases de desconfinamiento, vamos conociendo en qué momento y bajo qué condiciones van a poder ir abriendo los negocios. Sin embargo, este sector de los mercadillos no acaba de encontrar encaje en ninguna de esas fases ni se detalla cómo ni cuándo van a poder retomar la actividad.

En declaraciones a Castro Punto Radio uno de estos mercaderes, Miguel Ángel Pontón, ha explicado que, “en un principio, nos dijeron que para el 11 de mayo se podría abrir al 25% y después, paulatinamente, el 30 y el 50%. En cualquier caso, para nuestro sector algo así es complicado porque celebramos los mercados en la calle y no podemos limitar los aforos, como se hace en los locales. Es inviable poder trabajar”.

Con todo, “estamos esperando que pasen las fases a ver si encajamos en alguna de ellas porque, de momento, no hay nada concreto para nosotros”.

Pontón cree, a título personal, que “quizá podamos retomar la actividad para el 1 de junio”, aunque insiste en que “no hay nada claro porque ni siquiera existe para nosotros aún un protocolo de actuación por el cual guiarnos”.

La incertidumbre es absoluta porque, “llegado el momento, igual nos dicen que podemos funcionar al 50%. ¿Cómo hacemos eso? ¿Vamos una semana la mitad de los puestos y la segunda semana la otra mitad?”. Lo ideal para Pontón “sería abrir todos juntos, aunque tengamos que esperar un poco más”. De todas formas, también es consciente de que “eso puede no ser posible. Nos tendremos que acoplar a lo que nos manden, pero es necesario que empecemos a saber fechas y algo de ese protocolo de actuación para ir preparándonos para ello”.

Pontón se ha acordado de los compañeros que tienen puestos de alimentación y “a los que no se les ha permitido abrir pese a ser productos de primera necesidad. Las tiendas de alimentación han podido seguir con su actividad, pero mis compañeros no y considero que no es justo. En el mercado de Castro hay 7 u 8 puestos de este tipo a los que los ayuntamiento no han permitido abrir, pero que tampoco se han beneficiado de ayudas por pertenecer a un sector de primera necesidad”.

Con todo, “la situación económica de quienes nos dedicamos a los mercadillos es muy complicada. Hay gente que está cobrando algo y muchos que no reciben nada y llevamos dos meses parados y sin saber cuándo se va a reanudad la actividad”.