LOS MEJORES DESTINOS PARA DISFRUTAR DEL TURISMO DE ANIMALES

228

Se acercan los periodos vacacionales de muchas personas y empieza a ocupar las tertulias de sobremesa el intercambio de destinos turísticos. Un tipo de turismo que cada vez está más de moda es el conocido como turismo de animales, que no deja de ser la visita a un hábitat natural para ver criaturas y fenómenos de la naturaleza a los que no estamos acostumbrados en nuestro día a día.

Por su fuera poco, aparte del atractivo que envuelve este tipo de viajes, es considerado como uno de los más respetuosos para el hábitat natural. La mayoría de los turistas que apuestan por este tipo de turismo quieren ser meros observadores y dejarse sorprender, no ser participantes del escenario. A continuación, repasaremos aquellos lugares del mundo donde mejor se puede vivir una experiencia de este tipo.

Safaris y santuarios de elefantes

Una de las experiencias más placenteras en cualquier viaje es vivir como la población local, integrarse en la comunidad y ver, aunque sea por algunas horas, cuál es su estilo de vida. Esto se puede hacer en Vumbura Plains, en Botsuana. En este ecosistema hay implantadas catorce tiendas que conviven con los animales más salvajes, como elefantescebras o búfalos, al lado de los dormitorios. Los organizadores garantizan la total seguridad y permiten a los visitantes participar activamente en la conservación de algunas de las especies en peligro de extinción.

Otro de los espacios que destaca por el cuidado de sus animales e invita a un viaje es la famosa Reserva de Fauna Pilanesberg, en Sudáfrica, la cual cuenta con más de 600 kilómetros cuadrados de superficie y puede ser recorrida en unos dos o tres días. En esta reserva, se podrán ver todo tipo de animales como elefantesrinoceronteshipopótamosbúfalosleonesleopardos o cocodrilos, entre otros. Además, en su interior cuenta con un mega complejo hotelero en el que se ofrecen diferentes servicios para sus visitantes, como un casino o servicios típicos de la restauración.

Uno de los mayores santuarios de elefantes que se conocen en el mundo y destacan por el cuidado de sus animales se encuentra en Chiang Mai, en Tailandia, concretamente en el Elephant’s Nature Park. A diferencia de lo que se pueda ver en otros atractivos turísticos parecidos, destaca por verlos en total libertad y por ser reconocido por ser un orfanato y santuario de los paquidermos. Además, cuentan con otros animales rescatados como perrosgatos o búfalos.

Más experiencias únicas

No todo son elefantes y safaris. Hay otras experiencias que merecen la pena ser comentadas. Una de las más bonitas, reconocido por aquellas personas que han tenido la ocasión de vivirla, es el espacio de tortugas marinas de México, concretamente en la región de Oaxaca. Hay varias compañías que luchan por la conservación de la tortuga golfina y se pueden ver en total libertad. Un momento único cuando, de bien pequeñas, realizan su camino hacia el mar.

Más vistosos, aunque igual de tranquilos, son los osos panda. Es uno de los animales que más simpatía despiertan del mundo, pero que más peligro corren de extinguirse. En Louguantai, en la China, se tiene especial cuidado de esta especie y trabajan no solo en ofrecerles una calidad de vida que fuera no tendrían, sino en la reproducción para que no terminen desapareciendo. Entre las actividades más solicitadas del centro, permite a los turistas alimentarlos.

Si China es el paraíso para los osos panda, Bolivia lo es para los flamencos. De manera natural, miles de flamencos acuden a zonas como el Salar de Uyuni para criar. Allí hacen brillar bajo el sol su plumaje rosado y es todo un reclamo para los visitantes del país, igual que las llamas de los Andes. No hay ningún tipo de intervención humana, solamente el cuidado del ecosistema y la convivencia de las comunidades indígenas. Ideal para realizar una ruta tranquila para contemplar este maravilloso fenómeno.

Terminamos este repaso con otro territorio virgen de turismo: la isla de Madagascar. Hay diferentes empresas que proponen viajes para contemplar animales que son difíciles de observar, como los lémures nocturnos, el camaleón pantera o el aye-aye, un curioso primate nocturno que habita en los árboles. ¿Quién no sueña con realizar un viaje de este tipo?